Nuevo número de la revista “Panenka, el fútbol que se lee”

 

 

A quien considere que también se puede disfrutar del fútbol leyendo, quien defienda que fútbol y libros no es un oxímoron, y a quien, en definitiva, crea que la emoción del terreno de juego se puede revivir en el espacio de una página no puede dejar de echar un vistazo a la revista “Panenka“.

En su página web se puede leer su manifiesto, en el que se describe a las claras que el espíritu Panenka es algo muy especial.

El vídeo que abre este artículo lo describe. Y el vídeo siguiente muestra los contenidos del número 32., en el que se abordan, entre otros muchos temas, “toda una serie de historias que demuestran el porqué no debe desligarse el fútbol de conceptos tan sociales como el compromiso, el sexismo, los nacionalismos, la libertad, la dictadura, la marginación, las religiones o la ideología.

 

 

 

 

Anuncios

“La pena máxima”, de Santiago Roncagliolo

 

 

 

La pena máxima”, la última novela de Santiago Roncagliolo, no es una novela sobre fútbol. En cambio, el fútbol, el Mundial de Argentina de 1978, sobrevuela todas sus páginas y podría considerarse uno más de los elementos que protagonizan la historia.

Tal y como explica la sinopsis del libro que se puede leer en la web de la editorial Alfaguara, la historia transcurre en la capital del Perú, Lima, en 1978:

Un hombre que porta una mochila sospechosa es perseguido por las calles de uno de los barrios más populares de la ciudad y asesinado a plena luz del día. Pero nadie ha visto nada. El asesino ha elegido el momento perfecto para cometer su crimen: la ciudad se halla en ese instante desierta y concentrada ante el televisor. La selección peruana se juega mucho en el Mundial de Fútbol de Argentina”.

Félix Chacaltana Saldívar vuelve a protagonizar una novela de Roncagliolo (ya lo hizo en “Abril Rojo”, Premio Alfaguara de novela 2006).

Estamos en un momento crucial para la historia de Perú. Con la operación Cóndor como telón de fondo, el país se esfuerza por salir de la oscuridad de la dictadura militar con la celebración de las primeras elecciones democráticas en mucho tiempo. Parece que también ha llegado el momento del cambio para Chacaltana, quien se debate entre la obediencia a una madre dominante y su amor por Cecilia, entre el reparo a salir de la protección que supone una vida ordenada y monótona, llena de reglas y procedimientos, y la lealtad a su amigo Joaquín”.

 “La pena máxima es un thriller absorbente en el que la política, el fútbol, la lucha por sobrevivir y la muerte se entrelazan con ritmo vibrante. La investigación llevará a Chacaltana a descubrir hasta dónde están dispuestas a llegar algunas personas para defender sus ideales y cómo, en realidad, en el juego de la vida lo peor no es sufrir una falta sino tener que ejecutarla. Esto puede transformarte para siempre”.

El Mundial de Argentina de 1978 sirve como telón de fondo al desarrollo de toda la historia. Y cada uno de los hechos principales de la narración está asociada a algún episodio de la selección peruana durante aquel Mundial, así como a algunos de los goles que se fueron marcando.

 “Tiro libre en el límite del área.

Sotil, Muñante y Cubillas merodean alrededor de la pelota.

Comentan el tiro. No sabemos quién va a patear.

Cinco hombres se acomodan en la barrera escocesa…”.

Una constante futbolística que no es ajena a Santiago Roncagliolo, que en la última edición de la Feria del Libro protagonizó una conversación sobre “Literatura y fútbol” con Eduardo Sacheri, otro autor básico para entender la relación entre libros y fútbol.

La presencia del fútbol, en el caso de “La pena máxima“, aparece también a la hora de estructurar los capítulos del libro, correspondiendo cada uno de ellos a un partido (siete capítulos, siete partidos en total): Perú – Escocia; Perú – Holanda; Perú – Irán; Perú – Brasil; Perú – Polonia; Perú – Argentina; y el último, Argentina – Holanda, la final del Campeonato.

 Imagen de Cordon Press extraída de www.cultura.elpais.com

– Fútbol –protestó la madre-. Ayer no había en misa ni un solo hombre. Todos estaban viendo algún partido. Un horror.

– Pero todos están más felices –se alegró Cecilia- Eso me gusta.

En este enlace se puede accede a la lectura de las primeras páginas de la novela. Más información y reseñas sobre la novela en:

Babelia – Crítica de libros: “1978, represión y fútbol

– Entrevista con Santiago Roncagliolo a raíz de la presentación de la novela en este enlace.

– Crítica de  Antonio Martínez Asensio sobre “La pena máxima

Y, para terminar esta recomendación de lectura, el vídeo con los goles de la final de aquel Mundial que ganó Argentina, derrotando en la final a Holanda por 3 a 1.

El Fútbol Club de Lectura Infantil y Juvenil en imágenes

Reportaje de la Ràdio i Televisió El Vendrell en el que se habla

del Fútbol Club de Lectura Infantil y Juvenil

 

El Fútbol Club de Lectura Infantil y Juvenil, además de intentar dar a conocer la abundante bibliografía que tiene al fútbol como principal tema, también es una forma lúdica de aprovechar la lectura de un libro para jugar… un partido de fútbol.

Eso es lo que se hizo en la Biblioteca Pública Terra Baixa del Vendrell en dos sesiones. La primera, para niños y niñas de primer, segundo y tercer curso de primaria (el Fútbol Club de Lectura Infantil) y la segunda con alumnos de cuarto, quinto y sexto (el Fútbol Club de Lectura Juvenil).

En el primer caso, el partido se jugó con dos libros: “No m’agrada el futbol“, d‘Andoni Egaña y publicado por la Editorial La Galera, y “Gol!“, de Lasse Anrell (Editorial Juventud). Y, para el grupo juvenil el encuentro se jugó con “Un gran equip“, el primer libro de la serie “¡Gol!, cuyo autor es Luigi Garlando y que también publica La Galera.

Se puede ver un resumen de ambas sesiones en los videos siguientes, como complemento al reportaje de la Ràdio i Televisió El Vendrell del principio de este artículo.

Resumen sesión Fútbol Club de Lectura Infantil

Resumen sesión Fútbol Club de Lectura Juvenil