EL NACIMIENTO DEL COLOSO

A RAS DE HIERBA

IMG_2828

El fútbol de El coloso de Rande (1927), la primera novela deportiva publicada en España, todavía se escribía foot-ball. En abarrotados stadiums, los equipiers disputaban reñidos matchs en los que defendían, con caballerosidad y patadas, los colores de sus respectivos maillots. El fútbol de la novela de José Luis Bugallal todavía mantenía intacto su romanticismo: solo tres backs, fornidos y bigotudos, defendían la puerta, mientras los cinco forwards rivales buscaban incansablemente el goal.

Importado de Inglaterra, aquel sport gustaba del dribbling certero, del buen chut y del ágil plongeon del goalkeeper, al mismo tiempo que exigía arrojo para rematar los correosos pelotones llovidos del cielo o meter la pierna en una melé. No solo un fault podía dejar cojo al player de por vida, sino que había que cuidarse de las furias de los aficionados. No era raro que los partidos acabasen bajo una tormenta de cantos…

Ver la entrada original 1.453 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s