13 de diciembre… y Cleo el Breve

En la mitología griega, Clío es la musa de la historia y la poesía heroica. Es hija de Zeus y Mnemósine, aunque la mayoría de los mortales seguramente asocian su nombre a un vehículo: el Renault Clío.

Desde que este modelo fue lanzado al mercado, cada vez que me cruzaba con uno, de quien en realidad me acordaba era de Cleo. ¿Os acordáis de Cleo? Fue un jugador brasileño que tuvo un brevísimo paso por el FC Barcelona. Pese a ello, tiene cierto protagonismo en la literatura futbolera, apareciendo al menos en dos de mis obras favoritas. Una de ellas es “Fútbol. La novela gráfica”, de Santiago García y Pablo Ríos, publicada por Astiberri.

 

20171212_230355 - còpia

 

Y la otra referencia es de Jordi Puntí, en su relato “Cuando era un Neeskens”, publicado en la recopilación “Cuando nunca perdíamos”. Una aparición que tal día como hoy, 13 de diciembre, vale la pena recordar:

“La peripecia azulgrana de Cleo empezó el 13 de diciembre de 1981 en San Mamés, en un Athletic-Barça, el día en que Goikoetxa lesionó a Schuster con una entrada terrible. La larga baja del centrocampista alemán permitió a la directiva traer a un nuevo jugador, a prueba durante tres meses, y el elegido fue Cleo. Tenía veintidós años y venía del Internacional de Porto Alegre. Su llegada, pues, se vivió como una epifanía extraña. Mal negocio, el de sustituto de una estrella lesionada”.

 

Anuncios

5 de diciembre: de la prohibición del fútbol femenino a los goles de Juanito

 

Imagen de www.historiasdeportias.wordpress.com

El 5 de diciembre, en la literatura futbolera, refleja dos caras opuestas del fútbol.

Por otro lado, describe un día lleno de goles. Son los que marcó Juanito y explicó Álex Grijelmo en el relato “El día en que Juanito no lloró de rabia sino de tristeza“, publicado en el libro “57 historias del deporte por una causa solidaria“:

 

Desde aquel partido en El Plantío contra el Baracaldo, le seguí siempre que pude. Vi en el Manzanares (aún no se llamaba Vicente Calderón) el mítico 0-3 del Burgos ante el Atlético el 5 de diciembre de 1976, cuando Juanito desbordó a Luiz Pereira y a Panadero Díaz para entregar sendos goles a Viteri y a Kresic como si fuera un mensajero que les llevase un paquete hasta la puerta de su casa. (El tercero lo marcó aquel gran uruguayo llamado Valdés, a pase de Ruiz Igartua). El público aún no sabía que ese año iban a ganar la Liga, y por eso se volvió hacia el palco, para preguntar por qué ese jugador estaba en el Burgos, primero cedido y luego transferido. Y Luis Aragonés, en el banquillo rojiblanco, pensaría sin duda que vaya desgracia que aquel muchacho de la cantera atlética, despachado en dirección a Burgos tras una lesión, se les escapara del todo: por la banda derecha y por los despachos. El Real Madrid andaba ultimando el acuerdo para el traspaso, que se anunciaría meses después. Malvendido por veintisiete millones de pesetas, biencomprado por la mitad de lo que valía.

 

 

Pero, por otro, encontramos la decisión tomada por la federación inglesa también un 5 de diciembre, pero de 1921, haciendo lo posible para impedir que las mujeres pudieran jugar al fútbol.

Lo podemos leer en “Atlas de una pasión esférica“, la reciente obra de Toni Padilla, con ilustraciones de Pep Boatella y publicado por Geoplaneta:

La derrota no afectó a la popularidad de las chicas de Dick, Kerr & Co. Delante de más de cincuenta y cinco mil hinchas, vencieron a un combinado del resto del Reino Unido por 9-1. La prensa se llenó de fotos suyas trabajando en la cadena de montaje. Salieron cromos con sus imágenes y las entrevistaron. Eran sencillamente perfectas: mujeres que habían trabajado duro fabricando las balas para los soldados y con la energía suficiente para jugar partidos los fines de semana, con los que ganaban un dinero que destinaban a causas benéficas. Con la paz, también ellas pudieron vivir mejor y se organizó una gira por Francia, para devolver la visita a las francesas. Se jugaron cuatro partidos, como en Inglaterra. Tres acabaron en empate. El Dick, Kerr’s Ladies FC ganó el último.

                Pero, el 5 de diciembre de 1921, la federación inglesa emitió una circular que prohibía a los equipos ceder sus campos para partidos de fútbol femenino. En el comunicado se afirmaba que «el fútbol no es apropiado para las mujeres». Detrás se ocultaba la obsesión por no perder el monopolio de este deporte. Frankland siguió luchando por su equipo y en 1922 se las llevó de gira por Estados Unidos. Disputaron nueve partidos y perdieron tres, un buen resultado teniendo en cuenta que jugaron contra equipos masculinos.

 

 

 

 

Fútbol + Literatura = Letras y Fútbol en Bilbao

20171127_215343

 

20171128_120712

 

Durante los últimos días la combinación de fútbol y literatura se podía respirar por diferentes lugares de Bilbao: en calles y bares, en las inmediaciones de San Mamés, en las librerías, y, por supuesto, en sus bibliotecas. El motivo de ello eran los encuentros “Letras y fútbol“, organizados un año más desde la Fundación del Athletic Club y, seguramente, la mejor iniciativa para difundir la relación que el mundo del fútbol y el de la literatura mantienen entre sí, un vínculo cada vez más intenso y aceptado por diferentes sectores del ámbito de la cultura.

20171128_110358

20171128_131341

 20171128_120723
Hace años que tenía ganas de asistir a alguna de las sesiones que en el marco de estas jornadas se celebran. Pero, desgraciadamente, nunca me era posible por unas razones u otras. Por suerte, este mes de noviembre se ha producido la necesaria conjunción astral que me ha permitido asistir a una de las tertulias. Ha sido una escapada relámpago, de apenas dos días, corta pero intensa, y más que suficiente para dejarme con las ganas de más. Así que, el año próximo, volveremos a intentarlo, porque la propuesta vale la pena.
Maldito karma” es el título de la primera novela del novelista alemán David Safier, precisamente uno de los protagonistas de la edición de este año de los encuentros “Letras y Fútbol“, puesto que lo sentaron en el centro del estadio de San Mamés con una máquina de escribir y le encargaron que escribiera un relato futbolero.
El resultado fue editado en formato de librito y repartido por diferentes lugares de la ciudad. Nada más llegar a Bilbao al mediodía me acordé de Safier y su “Maldito karma“, pero en sentido contrario. El sencillo hotel en el que he estado alojado estos dos días presenta una fotografía histórica de Bilbao en cada una de sus habitaciones. Y a mi me tocó dormir junto a una imagen del viejo estadio de San Mamés. “Buena señal“, me dije.
Por la tarde, el “buen karma” se confirmó gracias a un encuentro fortuito. Fue al entrar en la FNAC, algo que no estaba previsto, puesto que los planes eran ir a tomar un café con un amigo al que hace años que no veo. Habíamos quedado en encontrarnos en un bar de la zona centro, pero poco antes de la hora acordada me llamó para aplazar nuestra cita hasta el día siguiente al encontrarse enfermo.
Recibí la llamada justo cuando estaba por la zona de la librería, por lo que al tener más tiempo disponible decidí, cómo no, entrar a curiosear. Lo primero que encontré, justo en la zona de la entrada, fue una pequeña exposición con libros y publicaciones relacionadas con el Athletic de Bilbao.
20171128_181929
También allí había ejemplares del cuento de David Safier para que la gente los cogiera, un cartel anunciando las jornadas “Letras y Fútbol” y, sorpresa, un tipo cuyo aspecto físico me resultaba conocido: era Galder Reguera, gerente de la Fundación del Athletic, organizadora de los encuentros y autor del recientemente publicado “Hijos del fútbol“, una lectura imprescindible para los amantes del fútbol y la literatura.
20171128_115100
Tras presentarme pudimos conversar un par de minutos (él estaba justo a punto de marchar a la sesión de aquel día) y quedamos en vernos al día siguiente, en la sesión a la que yo tenía previsto asistir. La agradable coincidencia me hizo pensar de nuevo en Safier. “Parece que el karma se está empeñando en ser más bendito que maldito“, pensé.
20171127_211325
20171128_120717
20171128_120653
El día siguiente, martes 28 de noviembre, pude por fin acercarme hasta la magnífica Biblioteca Foral de Bizkaia, lugar en el que se han ido desarrollando todas las sesiones. El lugar destinado para ello era la sala noble de la biblioteca un espacio al que el adjetivo “noble” le va que ni pintado. A las 19 horas comenzó la tertulia, bajo el título “Fútbol, sociedad y literatura“.
20171128_190155
20171128_192647
 20171128_190849
20171128_201825
Moderada por Leire Palacios, contaba con la participación de Miguel Ángel Ortiz y Belén Gopegui, dos personas protagonistas de uno de esos sucesos paranormales que me suelen suceder y que expliqué aquí. Una más que interesante conversación sobre diferentes cuestiones en los que fútbol y literatura acaban interactuando, con especial importancia en el trabajo del escritor.
Y, al terminar la sesión, tuve el gran honor de poder acompañar a los protagonistas y compartir un más que agradable rato de conversación con los protagonistas y con Galder Reguera, un par de horas de aislamiento del mundanal ruido en el que todo giró en torno a nuestras dos grandes pasiones: el fútbol y la literatura. Un auténtico privilegio y todo un placer.
IMG-20171129-WA0016
IMG-20171129-WA0015
Galder Reguera
Espero que el año que viene el karma continúe siendo un aliado mío y poder, así, volver a disfrutar de nuevo de los encuentros “Letras y Fútbol“.
20171128_183928
20171128_202322

“El balonazo”, de Belén Gopegui. Colección El Barco de Vapor. SM Ediciones

 

 

Hace unos días escribía un artículo en el que explicaba cómo llegó a mis manos un inesperado libro de  Belén Gopegui. a quien conocía por novelas como “La conquista del aire”. El libro al que me refiero es “El balonazo”, inesperado descubrimiento en tanto que desconocía la faceta futbolera de la escritora.

Se trata de un libro que  encaja perfectamente en lo que debería ser una propuesta de lecturas para esa franja de edad tan importante como la de los 11-12 años. Desconozco si alguna escuela lo utiliza ya como parte de su plan lector -estoy convencido de que sí-, pero por si acaso algún profesor o prefosora lee este blog en busca de recomendaciones de lecturas infantiles que se apunte esta.

Me parece una de esas lecturas que además de ofrecer la parte de placer que todo libro debería proporcionar, añade una importante cantidad de temas de actualidad, cercanos al tipo de lectores al que se dirige y que invitan a reflexionar y trabajar en torno de esas cuestiones. Una perfecta combinación que ofrece placer por la lectura + reflexión sobre lo que se explica, y el fútbol como marco de la historia.

 

 

SINOPSIS

Es mentira: no se ven las estrellas cuando te dan un balonazo, y lo importante no es participar, porque todo el mundo quiere ganar, y lo que pasa en los libros nunca ocurre en realidad. Por eso, Daniel está harto. Y quiere jugar bien al fútbol para ganar la final, y que por una vez los piratas sean los buenos y se saltan con la suya.

Una novela que propone una reflexión sobre la verdad y la mentira, sobre lo justo y lo injusto, y sobre el poder de la amistad.

 

El balonazo” fue publicado por Ediciones SM en el 2008, en la serie naranja (la destinada a los mayores de 8 años) de su colección “El barco de vapor”. Mi único pero en este sentido es que aunque no veo problema en que el libro pueda ser leído a partir de esta edad, creo que es más adecuada para lectores un poco mayores, a partir de 10 años, los correspondientes a la serie roja de la misma colección.

 

 

La historia parte de un supuesto muy simple pero a partir del cual se puede extraer mucho jugo. Daniel es un niño normal y corriente, aficionado al fútbol, deporte que practica en el equipo de su colegio. El equipo, por cierto, lleva el nombre de “Carmen Laforet”: otro ejemplo de la unión entre fútbol y literatura.

Daniel y sus compañeros se ven inmersos en plena competición. El protagonista es un habitual del banquillo, un rol que no parece importarle demasiado y que no impide que su implicación con el equipo sea máxima. El resto de jugadores son los que podríamos encontrar en cualquier grupo. Es decir, que nos encontramos ante niños y niñas completamente normales, lo que permite una completa identificación con los personajes a la hora de la lectura.

 

 

Además de la línea futbolística, existe otro eje central en la historia. Daniel conoce un día a un joven mantero, de nombre Maxama, con quien entabla una cierta relación. El joven ha tenido que salir huyendo de la policía en alguna ocasión con sus dvd ante los ojos de Daniel. Procede del Senegal, y está intentando conseguir el dinero necesario para marchar a París, donde vive un primo suyo que puede conseguirle un trabajo.

El encuentro con Maxama hará que Daniel tope con una realidad muy diferente a la que los libros acostumbran a describir. Tal y como el protagonista explica al comienzo de la historia, “empezaba a estar muy harto de los libros”, pues “nada de lo que explican es verdad”. En el mundo de la ficción, todo acaba siempre bien. Pero, ¿qué ocurre en la vida real?

Esta cuestión es una de las que sobrevuelan toda la historia. Porque la vida real es muy diferente a lo que acostumbramos a leer en esos cuentos que siempre terminan bien. El dilema se acabará de completar en cuanto Daniel deba enfrentarse a lo que es o no es justo, y de qué forma debe uno enfrentarse a problemáticas tan actuales como la de la inmigración, el pirateo, el top manta, etc.

 

 

Y todo ello, con otros temas de trasfondo de gran importancia, como por ejemplo el sentimiento de amistad, la importancia del trabajo en equipo, las preguntas respecto a lo que está bien o está mal, las consecuencias de determinadas mentiras, y otras muchas reflexiones de gran interés que hacen de este libro un ejemplo de lo que debería ser no una lectura obligatoria, sino una lectura recomendada.

Y todo ello complementado con unas atractivas ilustraciones obra de Oriol Vidal.

 

 

MÁS INFORMACIÓN

Podéis leer el primer capítulo en este enlace. Y encontraréis una propuesta de actividades complementarias relacionadas con el libro en este otro.

FutBlog: Capitulo 13: el 18 de noviembre un 18 de noviembre en la literatura futbolera

 

de_aquiles_a_zidane_7919_6FZGGOxu

Hace años, en primero de B.U.P., si mal no recuerdo, tuve a un profesor de matemáticas cuya voz todavía imito de vez en cuando haciendo una de las preguntas que solía dirigirnos arrastrando y alargando mucho las últimas sílabas de las palabras: “Calculaaaaar, la probabilidad, de que si tenemos, una caja con 20 tornillooooosss…”. Siempre que pienso en cuestiones estadísticas me acuerdo de él. Como por ejemplo ayer, 18 de noviembre, justo al finalizar la lectura del capítulo “El triunfo de la compasión”. Pertenece al magnífico “De Aquiles a Zidane”, escrito por Andrés Albalate López y publicado por la editorial Nuevos Textos.

En ese capítulo se describe la importancia de saber distinguir que la condición de adversarios se limita al momento de la contienda. Una vez esta finaliza –como en el caso de un partido de fútbol- el hecho de darse la mano simboliza el dejar atrás la consideración de enemigos, para retornar al reconocimiento del otro como ser humano.

El autor ejemplifica esta cuestión estableciendo un paralelismo entre el gesto que Íker Casillas y Xavi Hernández tuvieron tras los lamentables sucesos de la final entre Barça y Real Madrid de la Supercopa del 2011. Fue aquel partido en el que Mourinho metió el dedo en el ojo de Tito Vilanova, en el que el equipo perdedor se fue del campo sin asistir a la entrega del trofeo al ganador, y en el que la tensión entre ambos clubes llegó a niveles inesperados.

Finalmente, gracias a la sensatez de los capitanes de ambos equipos, el clima deportivo se pudo restablecer. Una situación que se asocia a uno de los episodios que sucedieron después de que Aquiles matara a Héctor, hijo de Príamo, rey de Troya, durante la guerra entre griegos y troyanos relatada en la “Ilíada”.

 

ivanovpriamoyaquiles.jpg

Imagen de www.anatomiadelahistoria.com

 

Un episodio y otro, aunque separados por más de dos mil años, sirven, como antes explicaba, para analizar los límites de la consideración de enemigo, sea durante una batalla o durante la celebración de un partido de fútbol.

Pero, ¿este artículo no iba de probabilidad y de 18 de noviembre?  Pues sí. Y es que ayer, absorto como estaba en la lectura de este fragmento del libro, justo al llegar al final del mismo leí la parte en la que Casillas describe su conversación con Xavi, y explica:

“Yo no había visto desde que era niño la imagen de un Barça-Madrid como la que estábamos dando y yo estaba allí, era protagonista de un error imperdonable, parte y responsable de lo que estaba pasando. Y como no lo concebía y era protagonista, tomé una decisión”.

Estas palabras de Casillas son parte de una entrevista publicada en el diario El País. ¿Sabéis qué día? El 18 de noviembre de 2013.

Y ahora, calculaaaaaar, la probabilidaaaaadddd, de que si leeeeessss un librooooo un día en concretoooo, aparezca escritaaaaaa justo esa fechaaaaa en lo que estás leyendooooo.

 

515c16b8264a5.JPG

Imagen de www.madrid-barcelona.com

Fútbol y literatura clásica en “De Aquiles a Zidane”, de Andrés Albalate López. Editorial Nuevos Textos

 

 

La Editorial Nuevos Textos acaba de publicar “De Aquiles a Zidane“, una obra escrita por Andrés Albalate López y en la que fútbol y literatura clásica quedan vinculados de una forma más que original. El planteamiento de la obra no puede ser más atractivo: relacionar diferentes episodios de la cultura clásica con otros del ámbito futbolístico.

Nacido como forma de motivación para que los alumnos se acerquen al mundo de la filosofía y la cultura griega, se trata de una propuesta que acierta de pleno. De momento, os dejo con la nota de prensa enviada desde la editorial.

LA EDITORIAL NUEVOS TEXTOS PUBLICA EL LIBRO DE AQUILES
A ZIDANE. ENSAYOS SOBRE FÚTBOL Y LITERATURA CLÁSICA
,

OBRA DE ANDRÉS ALBALATE LÓPEZ

A partir de siete episodios futbolísticos más o menos conocidos, el autor va tejiendo una tupida y firme red de historias (clásicas y no tanto) con el único objetivo de llevarnos, sin casi darnos cuenta, hasta el “huerto filosófico”.

Madrid, 2 de noviembre de 2017.- El pasado 16 de octubre salió a la venta el libro De Aquiles a Zidane. Ensayos sobre fútbol y literatura clásica, del profesor de Filosofía Andrés Albalate. Esta obra es el tercer libro publicado por Nuevos Textos, una editorial independiente fundada por Isabel García e Iñaki de las Heras, especializada en trabajos periodísticos y ensayos de divulgación.

El libro es fruto de un concienzudo trabajo de relectura, análisis y actualización de textos clásicos y modernos, obras de ficción y crónicas deportivas que le ha permitido al autor abordar ciertos problemas filosóficos de y desde la literatura y los lances futbolísticos, y que responde a una necesidad del profesor de establecer contacto con sus alumnos.

Mi intención era mostrar a los estudiantes la vitalidad de unos relatos compuestos hace más de dos milenios que les hablaban directamente a ellos, y además, de paso, señalar la sorprendente riqueza de significados de algunas acciones del mundo del fútbol en apariencia triviales sobre las que muy pocos aficionados han reparado y extraído todo su sentido. Y entonces se produjo el milagro. Algunos escucharon.

De este modo y a lo largo de siete capítulos, el autor repite un mismo patrón en el que una crónica deportiva o un determinado acontecimiento del mundo del fútbol es analizado a través de su “equivalente” texto clásico, como puede apreciarse más claramente en el índice:

PRÓLOGO

CAPÍTULO 1. El triunfo de la compasión
F.C. Barcelona contra Real Madrid
Príamo y Aquiles

CAPÍTULO 2. La tentación de la inmortalidad
Piacenza Calcio contra A.S. Livorno
Ulises y Calipso

CAPÍTULO 3. La antigua y auténtica ética de la guerra
Club Atlético Peñarol contra Club Nacional de Football
Héctor y Áyax

CAPÍTULO 4. La victoria, más allá de los escrúpulos morales
Selección de Italia contra selección de Francia
Creonte y Antígona

CAPÍTULO 5. La experiencia de la mortalidad
Real Unión Club contra Real Madrid
Aquiles

CAPÍTULO 6. El carácter trágico de la condición humana
Caïman de Duala contra Tonnerre Yaundé
Agamenón

INTERLUDIO

CAPÍTULO 7. Victoria e identidad, dos caras de la misma figura
Selección española de fútbol
Ulises

De Aquiles a Zidane (pasando por John Wayne, el Negro Jefe, Penélope o el mismísimo Mourinho) es, sin duda, una lectura provechosa tanto para mentes como para cuerpos inquietos.

EL AUTOR

ANDRÉS ALBALATE LÓPEZ es profesor de Filosofía en distintos institutos públicos de Castilla-La Mancha desde el año 2008. Antes trabajó como reponedor, jardinero, vendedor de seguros y teleoperador.

Tres hitos sobre todo han marcado su itinerario vital e intelectual: el primero son los muchos años que jugó al balonmano en el Club de Alcobendas; el segundo es la lectura de las obras de Machado, Ferlosio, Dostoievski y de las traducciones al castellano de la Odisea y la Ilíada de Luis Segalá y Estalella; el último es el continuo diálogo con los alumnos de los centros donde ha tenido la suerte de ejercer la docencia.

Si clicáis en el apartado “Capítulo 2” podréis leer esta parte del libro.