“Mercado de invierno”, de Philip Kerr. RBA Serie Negra

mercado_de_invierno_300x452

 

“El mercado de invierno es el periodo de cuatro semanas durante el cual la FIFA autoriza a los clubes europeos a fichar a un nuevo jugador a mitad de temporada”. Y “Mercado de invierno” es la primera de las novelas que Philip Kerr, uno de los autores de novela negra de más éxito y reconocimiento en la actualidad, ha querido dedicar al mundo del fútbol.

 

Confieso que nunca hasta ahora había leído a Philip Kerr, por lo que seguramente no diré más que obviedades que no aportarán nada a sus seguidores. Como tampoco soy un entendido en novela negra o policiaca (aunque sí se trata de un género con el que suelo disfrutar, sobre todo cuando está vinculada al fútbol) no creo que mi valoración sea especialmente significativa. Bueno, más o menos como sucede con el resto de reseñas que voy publicando en este blog, y que no dejan de ser las simples impresiones de un modesto aficionado a la literatura futbolera.

Dicho esto, y entrando en materia, comenzaré diciendo que “Mercado de invierno“, publicado el 2015 por RBA Seria Negra, me ha parecido un libro más que recomendable, que ofrece lo que promete -a quienes busquen una buena novela negra-, o incluso algo más –para los aficionados futboleros. Una lectura entretenida, dinámica, con la imprescindible intriga que este tipo de libros requiere. Y, como colofón, con el fútbol como temática principal y permanente. Estando ante uno de los autores más valorados del género la suma de ingredientes a combinar no podía dar como resultado más que un buen plato. O, mejor dicho, un buen partido.

Desde que se hizo pública la intención de Kerr de dedicar una trilogía de novelas negras al mundo del fútbol, decidí que esperaría a tener las tres para leerlas de tirón. “Mercado de invierno”, la primera de la serie, apareció en el 2015. “La mano de Dios”, la segunda (y de la que hablaré próximamente), fue publicada el 2016. Y ya solo falta la tercera, cuyo título será “Falso nueve” (si no me equivoco) y cuya publicación está prevista, creo, para finales de este 2017. Finalmente, mi paciencia no ha sido lo suficientemente sólida como para esperar algunos meses más y no me podido esperar más para zambullirme en esta interesante propuesta.

 

14229155588153

 

SINOPSIS

«En el fútbol no se puede jugar bajo los focos sin que haya sombras». Scott Manson es el segundo entrenador del London City, un equipo de la liga inglesa. Carismático y amado por sus jugadores tanto como por la prensa y la directiva, conoce todos los entresijos del juego, dentro y fuera del campo. Como si no bastara con la alta competición, el director técnico del equipo aparece asesinado en el estadio del London City. Un crimen que parece conectado con mareantes cifras de dinero, la exigencia deportiva y las miserias humanas. Scott Manson deberá encargarse de descubrir al asesino.

Un thriller que contiene toda la pasión, la seducción y la corrupción del mundo del fútbol.

Magnates del Este, entrenadores fanáticos y futbolistas de primera juegan un fascinante partido a vida o muerte.

Mercado de invierno es el título inaugural de un nuevo ciclo dedicado a destapar el lado oscuro de la liga inglesa de fútbol a través de la figura de Scott Manson, entrenador del equipo del London City que se ve accidentalmente envuelto en la resolución de casos criminales. Antes del verano de 2015 aparecerá en el mercado anglosajón la segunda entrega, Hand of God, que arranca con la sospechosa muerte de un jugador del London City sobre el terreno de juego, en el transcurso un enfrentamiento contra un rival ateniense en una eliminatoria de la UEFA Champions League. Philip Kerr trabaja en estos momentos en una tercera novela de la serie, cuyo título provisional es False Nine (Falso nueve).

 

Los aficionados a la literatura futbolera debemos agradecer la aparición de esta serie. Que un autor de la dimensión de Philip Kerr dedique no una, sino tres novelas al mundo del fútbol es síntoma de las posibilidades del deporte rey como material literario. El género negro, además, y como ya hemos visto en otras obras, es un uniforme más que adecuado para tratar todo lo que lo rodea.

Aunque en este artículo hablaré únicamente de “Mercado de invierno”, el hecho de haber leído ya “La mano de Dios” me permite hacerme una composición de lugar más completa en relación con lo que la serie de libros nos ofrece. El protagonista es Scott Manson, segundo entrenador de un equipo ficticio de la Premier League, el London City, que verá alterado por completo su status tras el asesinato de Joao Zarco, primer entrenador, además de mentor y amigo. El suceso le llevará a partir de ese momento a ocupar la plaza de responsable del equipo y, al mismo tiempo, a encargarse de la investigación para descubrir qué es lo que ha sucedido.

Cabe decir que uno de los reclamos de la novela, cuando comenzó a hacerse público todo lo relativo a su publicación, fue el carácter especial del personaje de Joao Zarco: polémico, mediático, con defensores y detractores en el ambiente futbolístico, y de nacionalidad… portuguesa. Un origen que para los aficionados al fútbol tiene una clara vinculación con Mourinho, y uno de los elementos que sirvió como anzuelo promocional. De hecho, el diario La Vanguardia puso el título de “¿Quién ha matado a Mourinho?” para hablar de la novela.

 

mercado-de-invierno-philip-kerr

Scott Manson se nos presenta como alguien con cierto interés por los libros y la cultura, pero, al mismo tiempo, buen conocedor de todas las interioridades de un vestuario y la psicología de los jugadores profesionales –jóvenes y ricos-, de los juegos de poder de los magnates que adquieren clubes de fútbol, de las relaciones e intereses de agentes e intermediarios y, evidentemente, de las cuestiones más directamente relacionadas con el juego.

 

“Lo único que puedo decir sobre lo ocurrido es que, por muchos planes que hagas o por mucho que controles a tu equipo, la vida siempre manda la pelota al fondo de la red”.

 

Manson es un tipo inteligente, serio y comprometido. Capaz de desenvolverse en el complejo ambiente de los grandes magnates que han desembarcado en el mundo del fútbol convirtiéndolo en un territorio para los negocios, como es el caso de Viktor Sokolnikov, un multimillonario de origen ucraniano que es el actual propietario de su club.

Al mismo tiempo, es alguien curtido, un poco de vuelta de todo tras el período que pasó encerrado en prisión por un delito que no cometió. Un personaje interesante en tanto que ha leído a Aldous Huxley y le interesan más los libros que determinados programas de televisión. Pero, al mismo tiempo, y si la situación lo requiere, es capaz de navegar en los ambientes más corruptos y turbios.

 

la_mano_de_dios_300x469

 

En “Mercado de invierno” se aprecia que Kerr ha pretendido ir más allá de revestir una trama de novela negra con un telón de fondo basado en el fútbol. Más bien, y esto me parece un acierto, ha intentado ir más allá, y aprovechar para elaborar un cuadro en el que aparezcan representados, ni siquiera a modo de pincelada, la gran variedad de temas que tienen que ver con este mundillo.

Así, encontramos desde lo propiamente derivado del mundo del balón, como cuestiones de tipo deportivo, jugadores y equipos históricos, referencias a las peculiaridades de los futbolistas, el entrenamiento e incluso la descripción de momentos puramente futbolísticos, hasta los aspectos más relacionados con todo lo que envuelve el mundo del fútbol: poder, lujo y riqueza, sentimiento de los aficionados, apuestas deportivas, etc. Es decir, que el autor va intercalando en la trama diferentes cuestiones que nos ayudan a comprender la gran complejidad de todo lo que tiene que ver con el deporte más seguido del planeta.

 

– Iría de buena gana, pero allí no te permiten leer, y ya sabes cómo soy con los libros. Me aburro mucho si no tengo algo para leer.

 

La novela sigue los requisitos del género, y así vemos como desde el comienzo se va alimentando la trama, sucediéndose los episodios, presentándose personajes, conociendo sucesos o esparciendo pistas que acabarán teniendo o no relación con la resolución final. Y todo ello, como decía, siendo intercaladas de forma muy fluida en la trama con todo lo que tiene que ver con el fútbol.

 

25003975._UY2534_SS2534_

La acción, en este sentido, se recrea en algunos momentos en la exposición de temas más futbolísticos que, por otro lado, son necesarios para comprender y dar verosimilitud al crimen que se ha producido. Kerr, en estos pasajes, demuestra un conocimiento del tema sobre el que está hablando, siendo capaz de aplicar el bisturí y mostrarse muy incisivo y crítico en algunas ocasiones.

Sobre todo en el primer tercio de la novela existe un mayor interés por construir el decorado para que el lector (entiendo que, sobre todo el no futbolero) pueda sentirse más o menos seguro sobre el terreno que pisa. Después, por decirlo de alguna manera, la acción comienza a acelerarse y a entrar directamente en la parte más propia de la investigación.

 

61A2XCU5SdL

 

Se nota, en este sentido, que Kerr, además de aficionado al fútbol, ha completado una profunda labor de documentación, pues abundan las referencias a jugadores reales, actuales y pasados, más que reconocibles por cualquier aficionado., Todo ello, eso sí, centrado en la Premier, aunque no faltan alguna que otra aparición de jugadores de otras ligas. Y también son más que interesantes las opiniones sobre el fútbol que pone en boca de Manson, el narrador en primera persona de la historia, que demuestran un cierto alejamiento de los tópicos al uso en algunas ocasiones.

 

51CDu+Og51L._SY346_

Me ha parecido muy interesante la continua referencia a la aparición de libros, obras de arte y otras cuestiones de tipo cultural. Parece como si el autor hubiera querido demostrar que el fútbol puede incluir algo más que la simple vida de lujo y aparente superficialidad presente en muchos de sus aspectos. Una colección de referencias literarias y artísticas que vuelve a aparecer, incluso reforzada, en el segundo volumen de la serie: “La mano de Dios”.

Una novela, en definitiva, de la que he leído alguna crítica no especialmente buena. Seguramente, no se trata de un libro que pasará a la historia del género, pero, desde mi modesto punto de vista, creo que gustará a los amantes de la novela negra a secas, y hará las delicias de los que, además, sean aficionados al fútbol.

 

kerr

 

Para terminar, aquí tenéis una entrevista con el autor realizada en febrero de 2015 con motivo de la publicación de la novela.

“Mercado de invierno” de Philip Kerr: fútbol y novela negra

 

Mercado de invierno

Imagen de www.serienegra.es

 

Gran noticia para el Futbol Club de Lectura! Y es que ya es oficial que Philip Kerr, el internacionalmente reconocido escritor de novela negra, se incorpora a la plantilla de autores para quienes fútbol y literatura forman parte del mismo equipo.

En este caso, además, se trata de un fichaje de relumbrón, como vulgarmente se dice, puesto que se incorpora no con un libro en el que el fútbol sea parte protagonista de la trama, sino con toda una serie. Sí, sí: Philip Kerr ha avanzado que el fútbol será el centro de una nueva serie de novelas de las que ya hay tres proyectadas como mínimo.

DSC_0686

El protagonista de esta nueva serie es Scott Manson. Antiguo jugador de fútbol, actualmente es el segundo entrenador del London City, equipo propiedad de un magnate ucraniano y cuyo entrenador principal es un portugués llamado Joao Zarco a quien le gusta vestir de Armani. Suena a alguien familiar, ¿verdad?

El caso es que Joao será asesinado, y el bueno de Scott no solo deberá hacerse cargo de la dirección del equipo, sino convertirse en detective para descubrir las causas y responables del asesinato. Un crimen en el que encontramos mareantes cifras de dinero, exigencias deportivas y otros elementos propios de los sótanos del fútbol. Un primer volumen, en definitiva, que promete y del que pronto podré ofrecer un sencillo comentario.

Por suerte, Scot Manson nos seguirá acompañando en dos libros más de la serie estrenada con “Mercado de invierno”,  primer título de un nuevo ciclo dedicado a destapar el lado oscuro de la liga inglesa de fútbol.

DSC_0687

Antes del verano de este mismo año aparecerá en el mercado anglosajón la segunda entrega, Hand of God (“La mano de dios“, título más futbolero imposible), que arranca con la sospechosa muerte de un jugador del London City sobre el terreno de juego, en el transcurso un enfrentamiento contra un rival ateniense en una eliminatoria de la UEFA Champions League.

Y, tal y como podemos leer en esta entrevista publicada en la edición de ayer del diario Sport, ya está trabajando en la tercera novela de la seria, cuyo título provisional es  “False Nine” (“Falso nueve“) y en el que, atención, el Barça y Leo Messi tendrán un destacado papel.

Lo dicho, ¡que nos ha tocado la lotería en el Futbol Club de Lectura!

Phillip Kerr:

Imagen de www.lavanguardia.es

De momento, y para ir abriendo boca, aquí tenéis la entrevista concedida por Philip Kerr (seguidor declarado del Arsenal) a Ignacio Orovio y publicada en el diario La Vanguardia hablando de la publicación de “Mercado de invierno” y del resto de novelas de la serie.

Phillip Kerr: “Si vas al Arsenal dejas de pensar en Siria, en el paro y en el lunes”

El escritor escocés, célebre por su serie del detective Bernie Gunther, publica ‘Mercado de invierno’

Libros | 03/02/2015 – 11:22h | Ignacio Orovio – Barcelona

Phillip Kerr es un escritor escocés, célebre por su serie del detective Bernie Gunther, ambientada en la época nazi, y por haberse llevado en 2009 el premio RBA de novela negra, el mejor dotado del género, con 125.000 euros. Ahora ha iniciado una serie en la que mezcla fútbol y misterio, y no estamos hablando de quién disputará la final de Copa, sino del asesinato del entrenador del London City, un club londinense alimentado por la fortuna de un magnate ucraniano. El entrenador –Joâo Zarco- es portugués, viste de Armani, es un provocador… ¿Les suena?

Fútbol y crimen: ¿una buena ecuación?

Parece un mundo hecho a medida para un escritor. Esun mundo, que implica ser joven, que no tenemos experiencia pero que gana un montón de dinero, con la líbido alta, son de diferentes razas, religiones y hasta de tendencias sexuales. Un escritor busca cierra fértil donde poder escribir sus historias Y este es precisamente un campo que se abre a ellas, de la misma manera que el nazismo, terreno que yo cultivé anteriormente.

Pero no es habitual.

Me sorprende que ningún escritor lo haya tratado antes. Cuando te das cuenta que es un tema que nadie antes ha tratado, te das prisa para ser el primero. Antes de que David Beckham, que tiene línea de ropa interior, de whisky -y su mujer lo mismo- haga un estudio de mercado y escriba una novela sobre fútbol pensé: voy a hacerlo yo. Lo único que no se ha tocado antes es la ficción. Si Beckham quisiera escribir una, posiblemente la encargaría a alguien como yo.

¿Por qué fútbol y crimen no se han mezclado antes? ¿Parece poco intelectual escribir sobre fútbol?

Los editores creen que se necesitan expertos para escribir sobre un determinado tema. No creo que haya futbolistas que se sientan cómodos escribiendo sobre fútbol. Cuando escriben una novela cometen el error que muchos escritores, que es escribir sobre ellos mismos. Debo decir que he leído prácticamente todos los libros escritos por futbolistas y son insulsos, sin sustancia. Enseguida puedes saber lo que va a pasar, son muy predecibles. Leí un libro escrito por Denis Bergkamp, que como futbolista era muy inteligente. Pensé que quizás hacía algo interesante, pero no, era igual de insulso. Como fan del Arsenal fue decepcionante. También leí el de Roy Keane, y ese me parece interesante, aunque se debe a que lo escribió a medias con un escritor.

¿Aspira a que le lean futbolistas?

¿Los futbolistas leen algo?

Alguno habrá…

Yo creo que lo único que leen son sus saldos bancarios o los manuales de sus nuevos coches.

No sea tan duro…

Seguro que algunos leen, pero por desgracia me parece que la educación y la lectura en el mundo del fútbol se tratan con cierto distanciamiento, igual que la homosexualidad. No se afronta. Roy Hogson por ejemplo es un gran aficionado a la lectura, le encanta Camus. Quizás eso cambia cuando se hacen mayores o entrenadores. Quizás no deba sorprendernos porque… fue portero. Y no me creo que Mourinho no sea un gran lector, seguro que ha leído la obra entera de Shakespeare.

Por aquí lo sabemos bien… Hamlet, seguro.

Lo bueno de Mou es que ha aportado un nuevo glamur al fútbol.

Guardiola era un buen lector y algunos se mofaban de él.

No me sorprende ninguna de ambas cosas. Es penoso que ocurra lo segundo.

¿Qué quería aportar con esta mezcla de fútbol y thriller?

Quería aportar algo nuevo, distinto de una biografía. Ian Fleming tiene 60 páginas sobre golf y son apasionantes, no te cansas de leer. Me sorprende que no se haya escrito nada significativo antes, ni siquiera biografías de jugadores, algunos de los cuales han jugado partidos maravillosos que no tienen su relato. Eso es lo que yo intento hacer de algún modo.

También introduce algunos elementos culturales como que el futbolista Peter Crouch es en realidad como un Giacometti. Realmente lo recuerda…

Creo que esa escultura es la más cara jamás vendida. Más que Crouch, además.

Pero no todos, algunos valen más que obras maestros. O, mejor dicho, se paga más por ellos…

¿Qué los convierte en caros? ¿La rareza de su talento o el hecho de que su talento es finito? Sabemos que Messi no estará en el Barcelona en cinco años. George Clooney sí. Con otros papeles, pero su carrera es más larga. La vida de un futbolista acaba en un abrir y cerrar de ojos.

¿Sugiere que el futbolista es un artista efímero y de ahí su precio?

Hace unos años fui incluido en la lista de los diez o veinte escritores jóvenes más prometedores de Gran Bretaña. ¡Y tenía 39! Posiblemente era la última vez que me podían llamar “el joven loquesea”.

También porque el fútbol se ha convertido en el gran escaparate del capitalismo global. Los potentados de China, Oriente, India invierten en los clubs… ¿Quiere denunciarlo?

No. Forma parte de la vida del fútbol, funciona así y eso no va a cambiar porque yo lo critique. Hace unos años, el Manchester City no destacaba en nada; si a un aficionado del City le preguntas hoy qué opina de dónde viene la pasta, estarán encantados, porque en pocos años han ganado una Premier y puede que ganen más títulos. También hay que preguntarse por los derechos televisivos, que yo creo que seguirán siendo desigualmente repartidos.

¿Entonces?

Muchos clubs deberán fusionarse para sobrevivir. Quizás pase en Edimburgo, que no puede sostener dos clubs. Ocurrió en Inverness, donde tres clubs se unieron y están en uno de los mejores momentos de su historia.

Eso es lo que ocurre en su novela.

Así es. Si no ocurre más en la realidad es por los aficionados, que no tolerarían la fusión con según qué vecinos. Pero las cosas deberán ir por ese camino, también en España. ¿Es posible?

No veo al Barça y al Espanyol compartiendo club. Ni a los de Sevilla o Madrid.

¿Hay equipos en mala situación financiera?

Diría que todos.

Entonces… ¿Sobrevivirían fusionándose?

Es posible, pero la estructura de clubs es distinta, hay un equipo líder por ciudad. ¿Zarco es Mourinho?

Diría que no es Mourinho. Cualquier persona que lea la novela verá que es portugués, con ciertos aires, que viste de Armani, glamuroso, es lo primero que te viene a la cabeza.¿Cuántos entrenadores portugueses conoces?

Mmm… Villas-Boas.

Diría que me inspiro en Mourinho. ¿No es muy popular aquí verdad?

No. Nada.

Si gana la Premier, la Champions y la Capital One Cup, tres trofeos, y el Barcelona busca entrenador y lo ficha, ¿la gente lo rechazará?

Sí.

¿Y si gana 5-0 al Madrid el primer día?

Da igual.

Lo mismo pensaban los del Chelsea, y volvió.

Aquí somos latinos.

Pero lo que cuentan son los resultados. Y es un juego.

Casi una religión.

Cierto. La gente cambia de religión. Comete herejía, se vuelve agnóstico…

Se cambia de mujer, trabajo, ciudad, país, hasta de sexo, pero no de equipo de fútbol.

También es cierto…

Volvamos a su novela… Describe un club financiado por un ucraniano de pasado turbio, lleno de jóvenes ególatras forrados de dinero… Aquí Qatar financia al Barça: ¿toleramos demasiado al fútbol?

Si tu club gana, lo toleras todo.

Critica a la prensa deportiva y a la sensacionalista.

Hay diferencias importantes entre la prensa deportiva y la prensa sensacionalista del fútbol, que revela sus escándalos sexuales y los utilizan. Pero hay fantásticos cronistas deportivos.

Y también al mundo del jugador profesional, rico, ególatra…

Los futbolistas son modelos para otros jóvenes. ¿Como se puede ser modelo a los 25 años? ¿Cómo van a ser suficientemente listos, cultos y educados como para ser un modelo?

¿Es imposible ser un modelo a los 25?

Algunos lo han conseguido. David Beckham por ejemplo. Tienes que ser un santo para ganar 100.000 a la semana y no tener momentos de debilidad. ¿Quisiera yo ser un joven escritor de 25 años modélico? ¡De ninguna manera! Sería aburridísimo.

Pero es posible serlo…

Quizás en Gran Bretaña hay más tentaciones que aquí.

Me temo que son parecidas. La cuestión es que esos jóvenes están hiperexpuestos e hipercontrolados, ¿no?

Creo que hay mucha hipocresía, no saben qué es ser un modelo. Al ser figuras públicas, los tabloides te etiquetan enseguida. A los actores jóvenes de Hollywood nadie les ha dicho que tiene que ser un modelo para nada. Ahora los clubs están consiguiendo gestionar la imagen de los futbolistas como hicieron en Hollywood. ¿Por qué se casan tan jóvenes?

¿Los casan los clubs? ¿Marketing?

Creo que los clubs tienen mucho que ver con ello. Creo que los empujan a casarse para evitar problemas. No tiene sentido que jóvenes cargados de dinero y un Lamborghini en la puerta se casen.

¿Por qué amamos tanto el fútbol? ¿Por qué llega a todos los rincones de la tierra (con excepción de Estados Unidos)?

Eso va a cambiar con los latinos de EE.UU., que no van a entender el estúpido juego del fútbol americano. El fútbol es escape. Como la pesca. ¿Has ido a pescar?

Mmm… de niño, alguna vez.

Pues pescando sólo piensas en que pique. Como si vas al Arsenal: dejas de pensar en Siria, en Ucrania, en el paro, en que mañana es lunes…

Pero no todo el mundo va a pescar.

Necesita muchos instrumentos, es caro y solitario. El fútbol es una familia enorme.

También cuenta la simplicidad del fútbol, de sus normas, de su capacidad de ser comprendido por cualquiera.

Sí. Y algo importante es que proporciona lecciones de vida. Filosóficas, de comportamiento. La más importante es que no siempre puedes conseguir lo que quieras. Aprendes a asumir la derrota. Es una verdad muy simple. Aristóteles no lo habría explicado con tanta facilidad. El fútbol te lo enseña. Además, la esencia del fútbol también está conformada por elementos que lo hacen imperfecto. Caídas, errores arbitrales. Es mucho mejor que sea así, es mucho más completo.

En esta economía global, aquí hemos exhibido un equipo de km 0, con hasta 9 o 10 chavales de la cantera. ¿Hay una lucha entre modelos económicos?

Eso no es cierto. Este domingo fui al campo y jugaban Alves, Bravo, Suárez, Mascherano…

Ya, ya. En la época Guardiola era más acentuado.

No creo que nadie resista esta globalización.

Imagen de www.elmundo.es