El Fútbol Club de Lectura en el “Clásico del Silencio” de Superesports a RAC1

El sábado 24 de octubre tuve el gran honor de ser invitado a participar en el programa Superesports de RAC1, conducido por Xavi Puig. Fue justo al terminar el Barça-Madrid, un partido que tuvieron el acierto de calificar como el “Clásico del silencio“, ante la ausencia de público en las gradas.

La asociación silencio/bibliotecas, y bibliotecas/literatura/fútbol fue lo que hizo que fuese yo el afortunado para conversar durante unos minutos sobre la relación entre lo futbolístico y lo literario.

Fue un inmenso placer por el que estoy muy agradecido.

Podéis acceder al audio haciendo clic en la imagen que encabeza este artículo.

Ciclo “Fútbol y letras” organizado por el Club Popular Orihuela Deportiva

El Club de Fútbol Popular Orihuela Deportiva estrena esta tarde un interesante ciclo bajo el título “Fútbol y letras“. Será a partir de las 18.15h. a través de instagram, y contará, para el estreno, con la participación de Enrique Ballester, que acaba de publicar “Otro libro de fútbol“.

El ciclo se alarga durante los próximos días, hasta el 30, y se enmarca en el 110 aniversario del nacimiento del poeta Miguel Hernández, quien compaginó su creación poética con su pasión por el fútbol, llegando a jugar de portero en el equipo de La Repartiora.

Os recomiendo, como calentamiento la lectura de este artículo de Miguel Ángel Ortiz en la revista Panenka. Y, sobre todo, que no os perdáis este magnífico ciclo.

El Athletic Club pone en marcha una nueva edición de la campaña IrakurLE-ón

 

Un año más, la Fundación del Athletic Club ha puesto en marcha su magnífica iniciativa IrakurLE-ÓN de promoción de la lectura. Os transcribo la información publicada en su página.

 

 

La nueva campaña 2020/21 de fomento de la lectura irakurLE-ON de la Fundación Athletic Club ya está en marcha. Para su difusión se han realizado tres posters de grandes dimensiones realizados por los ilustradores Maite Gurrutxaga, Jordi Lafebre y David de las Heras, que serán distribuidos gratuitamente en centros educativos y clubes de fútbol de Bizkaia. Cada uno de los ilustradores ha desarrollado de manera libre la idea de mostrar la lectura como uno de los valores asociados al Athletic Club y a la imagen del deportista, además de una actividad que fomenta la socialización.

 

 

Maite Gurrutxaga ha presentado un poster dirigido a los más pequeños, en los que una manada de leones y leonas lee en grupo en un ambiente de tranquilidad. La ilustración de Jordi Lafebre, dirigida también a los pequeños, asocia la lectura a la aventura y el divertimento, presentando a una leona que corre en San Mamés con un ejemplar de “La isla del Tesoro” en sus manos, junto con un grupo de niños. Finalmente, David de las Heras ha presentado una ilustración dirigida al público adolescente: un retrato hiperrealista de Iñaki Williams, quien aparece leyendo el libro “Togo” de Óscar de Marcos, con una pantera y un león a cada lado.

 

Se han editado un total de ocho mil posters, que serán enviados de manera gratuita a los centros educativos y clubes de fútbol que se adhirieron en años anteriores a la campaña, así como a otros centros educativos que lo demanden poniéndose en contacto con la dirección de correo electrónico info@fundacionathleticclub.eus

La campaña de promoción de la lectura irakurLE-ON está vinculada al festival de literatura y fútbol Letras y Fútbol y cuenta con la colaboración de la Diputación Foral de Bizkaia y el Ministerio de Cultura y Deporte.

“La aventura de los Balbuena con los inventores del fútbol”, núm. 9 de la serie “Los forasteros del tiempo”, de Roberto Santiago. SM Ediciones

 

Tengo once años recién cumplidos y mi nombre es Sebastián Balbuena, igual que mi padre y mi abuelo.

Aunque todos me llaman Sebas.

Soy de un barrio que se llama Moratalaz.

Y más vale que lo diga cuanto antes: 

He viajado en el tiempo.

A través de un agujero negro.

 

Nos hemos habituado a escuchar y utilizar el término crossover, cuyo significado está relacionado con la idea de ‘cruce’, en relación con el mundo del automóvil. Pero no es exclusivo de este, y podemos encontrarlo también en otros ámbitos como el de la música, el de la informática y, desde ahora, en el de la literatura infantil.

La razón de ello es la publicación de la magnífica “La aventura de los Balbuena con los inventores del fútbol”, la entrega número 9 de la serie “Los forasteros del tiempo”, escrita por Roberto Santiago, publicada por Ediciones SM e ilustrada por Carles Lluch. Y es que, en esta obra, se produce una aparición de “Los Futbolísimos” que los convierte en parte destacada del desarrollo de la historia.

Así, recorremos el camino inverso al que se produjo en el volumen número 7 de la futbolera serie, “El misterio del penalti invisible”. Fue en aquella aventura cuando se produjo la primera aparición de los Balbuena como personajes que formaron parte de la trama. A partir de aquel número, pasaron a tener identidad e historietas propias, alejadas del fútbol, y abriendo un interesante camino de gran éxito que sirve para hablar de diferentes periodos de la historia de una forma muy amena y entretenida, con una importante componente pedagógica.

 

 

SINOPSIS

Londres, 1863. Los Balbuena aterrizan frente a la famosa Taberna Freemason´s donde se inventó el fútbol moderno. Lo que no se esperan es que “Las Ratas” (la banda más peligrosa de la City) secuestren a Sebastián y Mari Carmen y les reten a un partido en el que está en juego su supervivencia. Para solucionar el embrollo, deciden viajar de nuevo en el tiempo y pedir ayuda a unos viejos amigos: el Soto Alto F.C.

A la sombra del Big Ben, en la capital del Imperio británico, Los Forasteros y Los Futbolísimos unirán fuerzas por primera vez contra un poderoso enemigo. Y quizá, sin saberlo, darán algunas ideas que cambiarán el fútbol para siempre.

 

 

– Mira, Sebastián Balbuena, estás en el mejor barrio de Londres: Covent Garden –dice orgulloso-. Y si nada ha cambiado en los últimos minutos, hoy es 8 de diciembre de 1863.

– Qué bien, genial –digo, intentando procesar la información.

 

Siguiendo la acertada propuesta de la serie “Los forasteros del tiempo” y sus viajes a través de la historia, el lector viajará hasta el Londres de 1863, al preciso instante en el que las 13 reglas del fútbol nacieron en la famosa taberna de la Freemason’s. A partir de este inesperado aterrizaje temporal, los protagonistas de la historia no se limitarán a ser unos meros espectadores de cuanto allí sucedió durante aquellos días, sino que se verán involucrados en un episodio de consecuencias imprevistas para su futuro.

 

 

Los Balbuena, en su peripecia londinense, se verán obligados a disputar un particular Para resolverlo, será necesario que alguien les ayudepartido de fútbol contra un temible equipo, y del resultado del cual se pueden derivar serias consecuencias para el futuro de todos. Por ello, deberán hacer todo lo posible para ganarlo, y nadie mejor para ayudarlos a competir con garantías que sus amigos de los Futbolísimos

La novela presenta todos los ingredientes que los numerosos seguidores de las series escritas por Roberto Santiago ya conocen: entretenimiento, dinamismo, intriga y diversión garantizada hasta la última página, con inesperados giros que mantienen en vilo al lector.

 

 

Los jóvenes lectores, gracias a historias tan entretenidas como esta, entenderán que todo tiene un origen y una evolución a lo largo del tiempo. Así, algo tan extendido y conocido como el fútbol actual, regido por un reglamento estable desde hace muchos años, y en el que conceptos como el del fuera de juego, los penaltis, las prórrogas o la figura del árbitro están tan interiorizados por todos que parece que desde los inicios haya tenido que ser así, se descubre que no siempre formaron parte del juego.

Nos dimos un fuerte apretón de manos.

Delante del viejo almacén de la Hermandad, entre la niebla y la lluvia, sellamos el Trato de Covent Garden.

Un acuerdo que tal vez no aparecería en los libros de historia.

Pero que para nosotros era muy importante.

 

Entre otros aspectos, la historia permite conocer aspectos como los nombres de los fundadores de la primera asociación de fútbol, el lugar en el que este apareció, y el nombre del primer partido de la historia.

 

 

La novela sirve, así mismo, para ofrecer unas pinceladas sobre la ciudad de Londres, con especial importancia de uno de sus monumentos más destacados, así como para incorporar algún que otro personaje histórico real.

A continuación un par de vídeos en los que Roberto Santiago, el autor de las colecciones Los Forasteros del Tiempo y Los Futbolísimos, nos habla acerca de cómo surgió la idea de hacer el crossover y muchas curiosidades más.

“Los siete pecados capitales del fútbol”, de José Manuel Campillo

 

 

“Este es un libro para los posmodernos del balompié. Aquellos que no se conforman con los tópicos típicos y convierten su análisis del partido en algo más que una lectura de lo acontecido. Aficionados que transforman la heurística del juego en una piel que habitan”.

 

Hoy, 22 de septiembre, se cumplen 25 años del estreno de una de las grandes películas de la historia del cine. Se trata de “Seven”, un título que hace referencia a los 7 pecados capitales: lujuria, ira, soberbia, envidia, avaricia, pereza y gula.

 

 

Ha querido el destino, siempre caprichoso, que sea precisamente hoy, en el día de ese cinematográfico aniversario, cuando publique esta reseña vinculada a un libro que habla de otros 7 vicios, relacionados en este caso con el mundo futbolístico. Se trata de “Los 7 pecados capitales del fútbol”, un ensayo que es una de las aproximaciones al mundo del fútbol más brillantes, atractivas y originales que he tenido la oportunidad de leer.

Su autor es José Manuel Campillo, un profesor de Filosofía de un IES de Murcia, autor de tres novelas (“Sonata para perdedores”, “Susurrante devenir” y “Rapsodia en negro tristeza”) y dos ensayos más (“Kant y Sofía van al cine” y “Kubrick en la Filosofía”), y una de esas personas que además de acumular un gran bagaje de conocimientos tiene la extraña habilidad de saberlos trasmitir.

 

SINOPSIS

Si quiere disfrutar de un partido en el que los goles son más claros que el de Michel a Brasil, en el que el fuera de juego solo se le pita al no lector y en el que los regates nunca respetan su orden natural, acérquese a estos noventa minutos en los que nada es lo que parece. Ya insinuó Cruyff lo particular de este juego: “Al fútbol se juega con el cerebro”. Este es un ensayo en el que se analizan los «pecados» que cometen los jugadores y los entrenadores en una temporada. Utilizando el fútbol como hilo conductor, se explican aspectos de otras disciplinas. El cine, la literatura, la psicología y la filosofía apoyan el relato para generar la sensación de que uno, mientras lee el libro, está adquiriendo conocimientos de otros saberes. No hay en esta obra tiempo para el aburrimiento. Desde el momento en el que empieza la lectura del partido hasta que el árbitro, al llegar a su última página, pita el final, el lector se encuentra con penaltis, faltas, decisiones comprometidas para el VAR, jugadores perezosos, entrenadores egoístas, injusticias y, sobre todo, la sensación de haber disfrutado del partido de su vida. Y recuerden lo que dijo Bill Shankly: “El fútbol no es una cuestión de vida o muerte, es mucho más que eso”.

 

Tal y como decía al principio, ha querido el azar que los siete pecados de “Seven” y los de este libro se entrecrucen en este día. En el caso que nos ocupa, los pecados difieren de los propuestos por la moral cristiana, y se convierten en Pensamiento, Desconfianza, Avidez, Egoísmo, Relajación, Tristeza y Gula. ¿Qué aficionado al fútbol no ha identificado en alguna ocasión la aparición de estos conceptos en jugadores o momento de partidos presenciados?

Demorarse en un remate por pensar demasiado en la decisión correcta, pecar de egoísmo a la hora de culminar una jugada, perder la confianza en uno mismo hasta no dar pie con bola, o caminar sobre los bordes que limitan la depresión hasta desembocar en el fracaso son algunos fenómenos de los que todos los aficionados al fútbol hemos sido testigos en un momento u otro.

 

Imagen de www.lamediainglesa.com

Este es, en mi opinión, uno de los puntos, entre los muchos que podemos identificar, más interesantes que nos transmite el libro, y es la capacidad para señalar con acertada capacidad analítica algunos de los defectos en los que acaban cayendo tanto jugadores como equipos. Dicho de otro modo: el autor ha sido capaz de leer e interpretar el fútbol hasta detectar algunas de las causas de gran parte de los males que desde un punto de vista estrictamente deportivo lo aquejan.

 

“La alegría, aparte de mantener al equipo más cohesionado, genera una ingente cantidad de serotonina, neurotransmisor vital para alejar la tristeza y a su demoledor correlativo, la depresión”.

 

En el libro se dedica a cada uno de estos ‘pecados‘ un capítulo en el que se desarrolla cómo aparecen cada uno de ellos en el universo futbolístico. Al mismo tiempo, cada apartado termina con una original propuesta de ejercicios para ser realizados por el equipo, como forma de tratar de evitar caer en el pecado en cuestión, denotando un gran conocimiento por parte del autor de los entresijos que hay detrás de equipos y jugadores.

Creo que ya he expresado en más de una ocasión mi predilección por los trabajos en los que lo futbolístico es descrito a través de su interrelación con otras disciplinas culturales. Esa peculiaridad es aquí satisfecha con creces, puesto que la tesis que constituye el núcleo del libro es defendida a partir de la utilización de múltiples piezas que, aparentemente, poco tienen que ver con el fútbol. Sin embargo, es gracias a ellas que se clarifican conceptos difíciles de comprender de otro modo. Parafraseando la expresión “si te lo explican con fútbol lo entiendes“, aquí podríamos decir que “si te explican el Fútbol con Filosofía, con Arte, con Literatura, o con Cine lo vas a comprender (y disfrutar) mucho más”.

Y es que, sin dejar de orbitar en todo momento en torno al planeta fútbol, el lector recibe explicaciones muy interesantes sobre materias como el funcionamiento de los neurotransmisores cerebrales, sobre la importancia de la nutrición, o sobre la vocación de las personas, entre otras muchas.

Imagen de www.ipinimg.com

 

“Utilizando cuatro partidos de Champions que han marcado el imaginario colectivo, analizamos los instantes en los que los siete pecados capitales se muestran en el juego. Una suerte de pantallazos críticos que nos pueden servir para entender mejor la teoría. Ya saben que una imagen vale más que mil palabras”.

 

Tras el desarrollo de cada uno de los capítulos el libro da una vuelta de tuerca para sumergir al lector en el placer de revivir cuatro recordados partidos de Champions League, e identificar en ellos algunos de los vicios anteriormente descritos: el Liverpool – Milan de 2005, el Real Madrid – Atlético de Madrid del 2014, el Barcelona – Juventus de 2015, y el Real Madrid – Liverpool de 2018.

“A veces, el jugador teme más perder que ansía ganar, y eso es un problema que incide en la actitud con la que aborda el deporte. Ya lo decía Jimmy Connors: “Odio más perder que lo que amo ganar”. Tiene que ver con el sesgo de negatividad”.

 

Imagen de www.altorendimiento.com

 

Pero, insisto, lo mejor de todo, es que las descripciones del desarrollo de los partidos, en las que se intercalan observaciones pedagógicas, humorísticas, psicológicas y, por supuesto, futbolísticas, son siempre de gran amenidad y lucidez, con una envidiable capacidad para captar el interés del lector y llevarlo a revivir con un estilo muy ameno y dinámico los momentos clave del partido.

 

“Los modelos señalan el camino, pero frustran la creatividad. En pintura, con la aparición de las vanguardias, se aprecia claramente. Los impresionistas eran eso, los dadaístas lo otro, los surrealistas igual, los fovistas, los expresionistas… Todos seguían la corriente hasta que aparecía un pionero que generaba otra forma de expresar o mostrar su inventiva. Pues esto es lo que ocurre en el fútbol”.

 

Sin duda, hay en esta habilidad mucho del oficio de profesor. Y no me queda más que pensar en los alumnos que tienen la suerte de tener que soportar las clases de alguien con este don. Alumnos, por otro lado, que no puedo más que clasificar en dos grupos: a los que envidio, por haber tenido la suerte de que alguien como José Manuel Campillo te imparta clases de Filosofía, y a los que compadezco, por no ser capaces ni estar dispuestos a aprovechar el tiempo en el aula.

 

“A través del cine, la literatura, la filosofía, la psicología y, por supuesto, el propio fútbol, mostraremos los errores que cometen los jugadores y los equipos durante un partido. Intentaremos responder a las preguntas de por qué se producen y qué debemos hacer para evitarlos. Y lo haremos con el mismo atrevimiento con el que Butragueño encaraba defensas del Cádiz”.

 

Un libro, en definitiva, que es una auténtica obra a la que regresar de tanto en tanto para reflexionar sobre las cuestiones que plantea, pero también para disfrutar por la forma en que ofrece lo que explica. Como antes decía, dos de mis pasiones son el fútbol y la lectura. Cuando ambas se unen y se complementan con ideas de otras disciplinas, dando lugar a trabajos de tipo transversal, el disfrute es mayor. “Los siete pecados capitales del fútbol” es un ejemplo magnífico ejemplo de ello, pues las citas literarias, las referencias a escritores, películas de cine u obras artísticas son abundantes.

Y es que por las páginas de “Los 7 pecados capitales del fútbol” desfilan Kant, Séneca, Nietszche y Bertrand Russell. Schopenhauer, Sartre, Ortega y Gasset y Juvenal. Hemingway, Mark Twain, Calderón de la Barca y Harry Potter. Matrix, Memento, Eyes Wide Shut y Blade Runner. O Kung Fú Panda, Los puentes de Madison, Delitos y faltas y El sargento de hierro, entre otros muchos films, filósofos, literatos o cineastas. Un conjunto de piezas que enriquecen la lectura

Un conjunto de ingredientes en los que no faltan las necesarias dosis de humor incluyendo chistes (la mayoría buenos, por cierto) que hacen de la lectura un auténtico disfrute.

“Los cambios individuales, en números matemáticos, producen una variación de un nueve por ciento aproximadamente (un jugador sobre once). Aunque las matemáticas y el fútbol guardan la misma relación que existe entre lo que es y lo que parece ser. Lo contrario de lo que afirmaba Groucho Marx: “Puede que parezca un idiota y hable como un idiota, pero no deje que eso le engañe. Realmente es un idiota”. Cambiar a un jugador puede provocar un efecto mariposa en el equipo y modificar el juego sustancialmente”.

 

Imagen de www.lifeandstyle.expansion.mx

 

Y termino la reseña con una observación. Aunque sea un tópico decirlo, este es un libro en el que el fútbol es una excusa, posiblemente el núcleo central, pero en torno al cual el autor ha conseguido organizar toda una galaxia de asuntos que interesarán a cualquier lector con ganas de leer un buen libro que, además, le ayudará a conocer, reflexionar y aprender muchas otras cosas.

 

“El ajedrez es el mejor deporte para que el entrenador de fútbol mejore en la toma de decisiones y en su propia capacidad resolutiva. Aparte de que mejora la creatividad, ejercita ambos hemisferios cerebrales y hace crecer las dendritas, entre otras cosas”.

 

Se puede adquirir el libro a través de Amazon, haciendo clic en este enlace.

 

 

 

Book Trailer de “El Señor de los Trapos. Crónicas de un barrabrava”, de Gon Spina

 

 

Comparto el book trailer que me ha hecho llegar Gon Spina desde Arentina sobre su novela “El Señor de los Trapos. Crónicas de un barrabrava“. En la sinopsis se puede leer:

Cacho Basualdo es uno de los integrantes de la barra del Club Atlético Temperley, un equipo de las divisiones de ascenso del fútbol argentino, que en un clásico contra su archirrival Los Andes a pesar del aliento incondicional de los suyos durante todo el partido, pierden vergonzosamente.

Más tarde, cuando están atrincherados en la casa de uno de los pibes de la barra digiriendo la derrota, reciben un llamado telefónico que les dice que si no pudieron ganar fue por culpa de un trapo (bandera) embrujado, creado por un viejo iluminati y que si no lo detienen a tiempo, Los Andes se convertirá en el Amo y Señor del fútbol Mundial para siempre.

A partir de ahí, Cacho formará con la barra de Temperley, más la de Brown de Adrogué y la de Belgrano de Córdoba la “Comunidad del Trapo” para ir a destruirlo. Pero en ese viaje hasta la Cordillera de los Andes en Mendoza, en la ya convulsionada Argentina de los ´90, el brujo los torturará a través de la persecución de la policía, el hostigamiento de la prensa, el odio de la gente y el acoso de la muerte.

 

Y aquí tenéis el book trailer:

“El caso del futbolista asustado”, de Vicente Segrelles. Serie Scotland Yard. Editorial Plan (1970)

 

Hace un par de semanas, en mi última incursión por la cueva de los tesoros que es el Dominical de Sant Antoni, encontré una interesante publicación. Se trata de una novela gráfica para adultos titulada “El caso del futbolista asustado”, perteneciente a la serie Scotland Yard, y publicada en 1970 por la Editorial Plan de Hernani. Una curiosidad es que la publicación presenta dos ilustraciones a color a modo de portadas, aunque no constan datos acerca de la autoría (ni de las imágenes ni del contenido de la historia) en el interior.

El único dato al que agarrarse es el nombre V Segrelles que aparece en la portada externa, y que casi da la impresión de haber sido escrito con bolígrafo.

 

Con esa única referencia me puse a investigar para intentar averiguar algún dato más acerca de la publicación. Y mis pesquisas me permitieron llegar a contactar con Vicente Segrelles, un ilustrador e historietista de destacada producción y extensa trayectoria, e internacionalmente reconocido. Afortunadamente, dispone de una página web propia, en la que aparecen referenciadas gran número de sus obras.

Utilizando el canal de contacto que en ella aparece, decidí escribirle para preguntarle acerca de “El caso del futbolista asustado”. Su contestación fue muy rápida, y muy amablemente me respondió que aunque apenas recordaba nada acerca de esta obra (han pasado muchos años) sí podía afirmar que probablemente era obra suya, pues el estilo de la imagen que le adjuntaba correspondía al de sus obras.

 

 

En cambio, respecto a la imagen del interior de la publicación, cuyo estilo es claramente diferente, me indicaba que basándose en la firma podía haber sido realizada por el ilustrador Fernando Fernández Sánchez.

 

En cuanto a la novela, se trata de una historia de intriga protagonizada por el detective Paul Coffin, que es el narrador de la historia. Su hermana Margie está casada con John Benson, portero del Chalk Country y considerado mejor guardameta de las islas británicas. El portero se verá envuelto en una turbia trama de apuestas ilegales que será el objeto de la investigación de Coffin.

 

 

La historia tiene un gran ritmo y dinamismo y mantiene el suspense hasta la última viñeta.

 

Ralph Barby, el fútbol y “Crimen en la cancha”

 

 

-¿El balón? – repitió la inglesa, abriendo sus grandes ojos castaños, chispeantes como cielo agostino. Sus manos se entrecruzaron incapaces de controlar sus nervios.

-Sí, el balón blanco de cuero.

-¿Cómo han sabido que tengo yo un balón?

-Nosotros sabemos más cosas, guapa, quizá demasiadas para lo que a ti respecta.

 

Hace unos días tuve el gran privilegio de intercambiar unas palabras con uno de los mitos de la literatura popular: Ralph Barby (Rafael Barberán). Autor de más de 1000 novelas de géneros diversos (policiaco, westerns, ciencia ficción, etc.), con destacada importancia en el del terror, se trata de uno de de los más destacados representantes de la producción en formato bolsilibro, una tipología de novelas que protagonizaron gran parte del ocio de la sociedad de las décadas de los 40 a los 80.

El conjunto de su producción es tan variado que se me ocurrió que quizá se incluyera en su extenso catálogo alguna obra de temática futbolera, así que me decidí a escribirle y le pregunté por ello. Su respuesta no pudo alegrarme más, pues me informaba de que, efectivamente, en 1967 escribió una novela de título tan significativo y llamativo como “Crimen en la cancha“, publicada con el número 902 en la colección Servicio Secreto de la Editorial Bruguera. Como peculiaridad, indicar que el número de páginas es de 126, frente a las habituales 96 del tradicional formato de los bolsilibros. La portada es de Jaime Provenzal, y también incluye una ilustración interior obra de Peña.

 

 

El libro es una joyita en la que siendo el fútbol un elemento tangencial, sí que incluye un elemento plenamente futbolístico de cierta importancia en la trama: un balón con unas características un tanto particulares.

 

El estadio del Parc des Princes no tardaría en hervir frente a sus malabáricas jugadas y el cañoneo de sus fabulosas piernas. Shoren era el internacional que toda Europa ansiaba ver jugar a través de la pequeña pantalla. El partido iba a ser retransmitido por toda la cadena de Eurovisión.

 

La historia está ambientada en la ciudad de París, y se inicia justo en las horas previas a la celebración de la final internacional de Copa entre los franceses del Racing de París y los alemanes del Hannover-70. La estrella del equipo germánico es Karl Shoren, a quienes todos llaman el “Cañonero Bismarck“, y se verá envuelto en un turbio episodio mientras se encuentra en su hotel, un suceso que verá su continuación poco después, a los pocos minutos del comienzo del partido. Con este planteamiento, lleno de acción y dinamismo, como toda la novela, se abre el argumento y una intriga que te arrastra hasta la última página.

El protagonista es Tony Perck, un tipo atractivo y sin miedo a nada, inteligente y con un afilado sentido del humor, capaz de adentrarse en los rincones más oscuros del hampa sin ningún tipo de reticencia. Busca a Maurice Ben Anui, un franco-argelino líder de una banda de traficantes de droga con quien quiere hacer negocio. Ambos episodios, el de la muerte de Shoren y el las incursiones de Perck en el mundo del narcotráfico guardan, como es de esperar, una estrecha relación. Y una vez el autor ha puesto las cartas sobre la mesa la historia se va desarrollando a un ritmo frenético, con un gran dinamismo que arrastra al lector escena a escena, con un tratamiento muy cinematográfico y visual en el que las escenas de acción se suceden con gran detallismo. Los personajes son los propios de las novelas de este género, encabezados por el protagonista Perck -un auténtico James Bond-, y un escurridizo y avispado mafioso acompañado de sus secuaces entre otros.

 

Cuando saltó a la cancha entre sus compañeros, el verde llenó sus ojos. Arriba, en lo alto, grandes y potentes ocos iluminaban como soles el amplio terreno. En la oscuridad, como un gran monstruo, el público rugía.

 

La novela juega con todos los ingredientes de las tramas policíacas, y se devora porque el desarrollo de la trama te va arrastrando sin dejar espacio para pausas. Las situaciones se van sucediendo con un ritmo trepidante, sin que falten los inesperados giros argumentales que aumentan el interés por conocer el desenlace final. Diálogos ingeniosos y llenos de chispa, escenas, como antes decía, que uno lee como si estuviera viendo una película, y un argumento que oculta algunas de las claves hasta el final hacen de “Crimen en la cancha” una obra en la que la diversión está garantizada.

Os recomiendo que veáis este interesante reportaje que le hicieron hace apenas un año en su casa de Altafulla, en compañía de su esposa, parte destacada en su producción, y que leáis esta entrevista en la que aporta varias claves relacionadas con el mundo de los bolsilibros. También podéis seguirlo en su blog.

 

089b1-ralph-barby

“La Requetecopa. Campeones del mundo”, de Luis Abril y Fernando Guerrero

 

 

 

Hoy, 11 de julio, se cumplen 10 años de la Copa del Mundo que consiguió la selección española en el Mundial de Sudáfrica.

Para conmemorar esa efeméride desde Platero Editorial se acaba de publicar “La Requetecopa. Campeones del mundo”, un libro juvenil en formato cómic que sirve para homenajear aquél histórico partido.

Sus autores son Luis Abril (uno de los responsables de Libros Indie, editorial gracias a la cual he podido ver publicada “La hermandad de los balones desaparecidos“) y Fernando Guerrero como ilustrador. El libro está prologado por Vicente del Bosque y comentado por Ramon Fuentes, presentador editor de deportes de Telemadrd fin de semana, expresentador de deportes de Telecinco y coordinador desde el Centro Internacional de Prensa de Johanesburgo.

Y otro aspecto a destacar es que la obra está patrocinada por la Fundación Albinegra, y un porcentaje de los beneficios está destinado a la lucha contra el cáncer infantil a través de la Asociación Pequeños Guerreros con V de Valientes.

Podéis ver la magnífica pinta que tiene el libro haciendo clic en este enlace.

Y aquí tenéis el video promocional:

“Los antihéroes del Granada CF”, de José Manuel Quesada. Aliar Ediciones

 

 

 

Nace como sentido homenaje a aquellos de los que se ha escrito menos, pero que merecen su lugar en el devocionario rojiblanco. Futbolistas que han tenido una infrahistoria peculiar, jugadores extravagantes, mitos olvidados, futbolistas que triunfaron más en otros campos –de fútbol o no- y que desde la primera persona iluminan el pesar del granadinista.

 

El verano pasado tuve el honor de ser invitado por Pablo Alcaraz a participar en su programa La Portada, de Onda Cero Tarragona. El objetivo era hablar sobre la épica de la derrota en el deporte, especialmente en el fútbol, y la poderosa atracción que el perdedor ejerce sobre nosotros, transformándose, en muchas ocasiones, en una figura de mayor atractivo que la del vencedor.

En la tertulia también estaba, ni más ni menos, que Santiago Roncagliolo, autor, entre otras, de la maravillosa “La pena máxima”. Durante la conversación salieron a relucir diferentes obras y episodios en los que el fracaso se acaba convirtiendo en el final de la historia. Un reconocimiento, en el fondo, al recurrente “lo que pudo haber sido y no fue” por el que la mayoría de veces transcurre nuestras vidas.

Un homenaje similar es el que José Manuel Quesada hizo en el 2017 con su magnífica “Los antihéroes del Granada FC”, publicada por Aliar Ediciones, cuyo sugerente subtítulo es “Y otras situaciones trágico-cómicas en Los Cármenes”, y de la que acaba de aparecer una edición ampliada en la que se ofrece una original e interesantísima forma de transmitir el amor por un club. Y es que, en realidad, la pasión por unos colores y un equipo no se define por los triunfos conseguidos, sino que es una fiebre permanente en la que lo más habitual y abundante son los momentos de amargura.

 

“… aunque será suficiente para pasar a esa historia negra del club que tanto nos empeñamos en recordar en esta serie de capítulos”.

 

Porque en el mundo del deporte, excepto aquellos equipos de presupuestos multimillonarios que se pueden permitir el lujo de capturar de aquí y de allá a lo mejor del momento, la inmensa mayoría de clubes acaban contando sus momentos de euforia con los dedos de una mano. Esa es la normalidad. Y, seguramente, la vivencia que define al auténtico aficionado a unos colores. Más o menos como pasa en la vida, en la que la mayoría de veces somos el fracasado Coyote, y pocas veces el sobrado Correcaminos.

 

 

SINOPSIS

 

“Los Antihéroes del Granada C.F.” es una publicación deportiva diferente, impregnada del dramatismo que durante tantos años caló a la afición del Granada C.F. y que, desilusión a desilusión, la ha hecho convertirse en una de las más originales del fútbol español.

La presente edición ampliada de “Los Antihéroes del Granada C.F.” continúa con la línea marcada en la primera edición (publicada en el año 2017) y amplia el repertorio de los pequeños relatos histórico-deportivos a treintayuno.

En todas estas pequeñas historias se puede apreciar un mismo patrón, el distanciamiento con la gloria deportiva tan manida en las publicaciones deportivas. Cada una de ellas está protagonizada por algún futbolista que, más allá de sus mayores o menores triunfos deportivos, quedó marcado por su perfil de “maldito o proscrito”. El lector podrá encontrar futbolistas tocados dramáticamente por la tragedia o la mala suerte, demonizados por su forma de juego o por una desafortunada jugada, fugados de la justicia, represaliados o tristemente olvidados por la hinchada. En definitiva, un ramillete de heterodoxos en rojiblanco a los que es justo rescatar de la historia negra del Granada C.F.

 

José Manuel Quesada, además de pasión por su equipo, demuestra un gran conocimiento e interés por su historia. Y aunque todo esté centrado en el club granadino, libros similares podrían escribirse perfectamente rastreando como él lo hace en la historia de cualquier club. Una edición muy cuidada que se abre con una presentación de uno de los historiadores más importantes del club nazarí da paso a una sucesión de capítulos o episodios, 31 en total, protagonizados por jugadores llamados a triunfar en el club pero que, por unas razones u otras, acabaron fracasando.

 

“… la fama que acompaña a la nueva adquisición no asegura nada, y más de una vez el fichaje bomba acaba explotando”.

 

Encontramos historias de todas las épocas, desde los años de la fundación del club hasta la actualidad, jugadores extranjeros, nacionales y, por supuesto, oriundos, así como diferentes tipologías del fracaso o, mejor dicho, del sistema de fabricación del héroe frustrado.

 

 

Jugadores de calidad indiscutible, llamados a convertirse en auténticas figuras que no llegaron a serlo por sus caracteres indómitos o polémicos, por sus querencias a la juerga o la mala vida, por caer en las redes de la corrupción o del ego desmesurado… Historias de mala suerte y de inesperados golpes del destino, de inmadurez o de erróneas decisiones.

 

“Juanjo batió a José Luis de un cabezazo hacia atrás merecedor de decapitación fulminante, en una de las jugadas más desgraciadas y estúpidas que uno recuerda”.

 

 

Y todas ellas, con un denominador común: allí estaba la afición, siempre acompañando al equipo, en los momentos duros y en los momentos de frustración, inasequible al desaliento. En primera división o en tercera. Pese a los desengaños, cuando estos se producían, la grada volvía a hacer gala de esa capacidad de regeneración de la ilusión para volverse a esperanzar con el equipo.

 

“No deja de resultar desmoralizante, pero este Granada CF siempre encuentra buenas razones para perder un partido. Por importante que este sea, por mucho que se juegue el equipo en el envite, no hay manera”.

 

Todos los capítulos presentan una estructura muy atractiva, pues se abren con unas maravillosas caricaturas en blanco y negro del protagonista de la historia realizadas por Jaime Galisteo. Después, tras una acertada contextualización para cada uno de ellos, se explica la historia de lo que sucedió, cuáles fueron las causas y cómo se produjo esa caída de las expectativas generadas a la desilusión por el resultado final. Y, como complemento necesario, se incorporan algunas referencias periodísticas de la época y alguna frase del protagonista.

Los nombres, además, van acompañados de un adjetivo que contextualiza al héroe, pues todos son considerados como tal, excepto el primero, el que abre el libro, Juanjo Martínez ‘Pocholo’, considerado el auténtico antihéroe. Por las páginas del libro desfilan jugadores como Jyula Albert,que comía naranjas durante los encuentros, Gustavo Benítez, que se fugó tras un partido, amnésicos como Severiano Uría o geniales y rebeldes como Alfredo Megido. Otros que no supieron mantenerse en los carriles de la legalidad deportiva, como Antonio Ruiz ‘Toto’ o José ‘Tin’ Angulo, e incluso los que flirtearon con las páginas de lo rosa, como José Luis Díaz Zumano ‘Luna’ o Gerardo Coque, quien fue novio de Lola Flores.

 

 

Y también nombres como el de Ladislao Mazukiewichz, compañero de Pelé en el famoso no-gol del Mundial del 70, Lalo Maradona, de quien su hermano Diego decía que era el mejor de la familia, Juan Miguel Echecopar, un auténtico poeta del fútbol, o el portero mejicano Guillermo Ochoa.

Y así hasta treinta y una historias es lo que encontramos en esta obra más que recomendable y en la que pese a estar centrada en los avatares de una serie de jugadores que han pasado por la historia del Granada CF, todo buen aficionado al fútbol entenderá y asumirá como propia, pues a buen seguro que podrá identificar en las filas de su equipo algún caso similar a los descritos en este libro.