Ralph Barby, el fútbol y “Crimen en la cancha”

 

 

-¿El balón? – repitió la inglesa, abriendo sus grandes ojos castaños, chispeantes como cielo agostino. Sus manos se entrecruzaron incapaces de controlar sus nervios.

-Sí, el balón blanco de cuero.

-¿Cómo han sabido que tengo yo un balón?

-Nosotros sabemos más cosas, guapa, quizá demasiadas para lo que a ti respecta.

 

Hace unos días tuve el gran privilegio de intercambiar unas palabras con uno de los mitos de la literatura popular: Ralph Barby (Rafael Barberán). Autor de más de 1000 novelas de géneros diversos (policiaco, westerns, ciencia ficción, etc.), con destacada importancia en el del terror, se trata de uno de de los más destacados representantes de la producción en formato bolsilibro, una tipología de novelas que protagonizaron gran parte del ocio de la sociedad de las décadas de los 40 a los 80.

El conjunto de su producción es tan variado que se me ocurrió que quizá se incluyera en su extenso catálogo alguna obra de temática futbolera, así que me decidí a escribirle y le pregunté por ello. Su respuesta no pudo alegrarme más, pues me informaba de que, efectivamente, en 1967 escribió una novela de título tan significativo y llamativo como “Crimen en la cancha“, publicada con el número 902 en la colección Servicio Secreto de la Editorial Bruguera. Como peculiaridad, indicar que el número de páginas es de 126, frente a las habituales 96 del tradicional formato de los bolsilibros. La portada es de Jaime Provenzal, y también incluye una ilustración interior obra de Peña.

 

 

El libro es una joyita en la que siendo el fútbol un elemento tangencial, sí que incluye un elemento plenamente futbolístico de cierta importancia en la trama: un balón con unas características un tanto particulares.

 

El estadio del Parc des Princes no tardaría en hervir frente a sus malabáricas jugadas y el cañoneo de sus fabulosas piernas. Shoren era el internacional que toda Europa ansiaba ver jugar a través de la pequeña pantalla. El partido iba a ser retransmitido por toda la cadena de Eurovisión.

 

La historia está ambientada en la ciudad de París, y se inicia justo en las horas previas a la celebración de la final internacional de Copa entre los franceses del Racing de París y los alemanes del Hannover-70. La estrella del equipo germánico es Karl Shoren, a quienes todos llaman el “Cañonero Bismarck“, y se verá envuelto en un turbio episodio mientras se encuentra en su hotel, un suceso que verá su continuación poco después, a los pocos minutos del comienzo del partido. Con este planteamiento, lleno de acción y dinamismo, como toda la novela, se abre el argumento y una intriga que te arrastra hasta la última página.

El protagonista es Tony Perck, un tipo atractivo y sin miedo a nada, inteligente y con un afilado sentido del humor, capaz de adentrarse en los rincones más oscuros del hampa sin ningún tipo de reticencia. Busca a Maurice Ben Anui, un franco-argelino líder de una banda de traficantes de droga con quien quiere hacer negocio. Ambos episodios, el de la muerte de Shoren y el las incursiones de Perck en el mundo del narcotráfico guardan, como es de esperar, una estrecha relación. Y una vez el autor ha puesto las cartas sobre la mesa la historia se va desarrollando a un ritmo frenético, con un gran dinamismo que arrastra al lector escena a escena, con un tratamiento muy cinematográfico y visual en el que las escenas de acción se suceden con gran detallismo. Los personajes son los propios de las novelas de este género, encabezados por el protagonista Perck -un auténtico James Bond-, y un escurridizo y avispado mafioso acompañado de sus secuaces entre otros.

 

Cuando saltó a la cancha entre sus compañeros, el verde llenó sus ojos. Arriba, en lo alto, grandes y potentes ocos iluminaban como soles el amplio terreno. En la oscuridad, como un gran monstruo, el público rugía.

 

La novela juega con todos los ingredientes de las tramas policíacas, y se devora porque el desarrollo de la trama te va arrastrando sin dejar espacio para pausas. Las situaciones se van sucediendo con un ritmo trepidante, sin que falten los inesperados giros argumentales que aumentan el interés por conocer el desenlace final. Diálogos ingeniosos y llenos de chispa, escenas, como antes decía, que uno lee como si estuviera viendo una película, y un argumento que oculta algunas de las claves hasta el final hacen de “Crimen en la cancha” una obra en la que la diversión está garantizada.

Os recomiendo que veáis este interesante reportaje que le hicieron hace apenas un año en su casa de Altafulla, en compañía de su esposa, parte destacada en su producción, y que leáis esta entrevista en la que aporta varias claves relacionadas con el mundo de los bolsilibros. También podéis seguirlo en su blog.

 

089b1-ralph-barby

“La Requetecopa. Campeones del mundo”, de Luis Abril y Fernando Guerrero

 

 

 

Hoy, 11 de julio, se cumplen 10 años de la Copa del Mundo que consiguió la selección española en el Mundial de Sudáfrica.

Para conmemorar esa efeméride desde Platero Editorial se acaba de publicar “La Requetecopa. Campeones del mundo”, un libro juvenil en formato cómic que sirve para homenajear aquél histórico partido.

Sus autores son Luis Abril (uno de los responsables de Libros Indie, editorial gracias a la cual he podido ver publicada “La hermandad de los balones desaparecidos“) y Fernando Guerrero como ilustrador. El libro está prologado por Vicente del Bosque y comentado por Ramon Fuentes, presentador editor de deportes de Telemadrd fin de semana, expresentador de deportes de Telecinco y coordinador desde el Centro Internacional de Prensa de Johanesburgo.

Y otro aspecto a destacar es que la obra está patrocinada por la Fundación Albinegra, y un porcentaje de los beneficios está destinado a la lucha contra el cáncer infantil a través de la Asociación Pequeños Guerreros con V de Valientes.

Podéis ver la magnífica pinta que tiene el libro haciendo clic en este enlace.

Y aquí tenéis el video promocional:

“Los antihéroes del Granada CF”, de José Manuel Quesada. Aliar Ediciones

 

 

 

Nace como sentido homenaje a aquellos de los que se ha escrito menos, pero que merecen su lugar en el devocionario rojiblanco. Futbolistas que han tenido una infrahistoria peculiar, jugadores extravagantes, mitos olvidados, futbolistas que triunfaron más en otros campos –de fútbol o no- y que desde la primera persona iluminan el pesar del granadinista.

 

El verano pasado tuve el honor de ser invitado por Pablo Alcaraz a participar en su programa La Portada, de Onda Cero Tarragona. El objetivo era hablar sobre la épica de la derrota en el deporte, especialmente en el fútbol, y la poderosa atracción que el perdedor ejerce sobre nosotros, transformándose, en muchas ocasiones, en una figura de mayor atractivo que la del vencedor.

En la tertulia también estaba, ni más ni menos, que Santiago Roncagliolo, autor, entre otras, de la maravillosa “La pena máxima”. Durante la conversación salieron a relucir diferentes obras y episodios en los que el fracaso se acaba convirtiendo en el final de la historia. Un reconocimiento, en el fondo, al recurrente “lo que pudo haber sido y no fue” por el que la mayoría de veces transcurre nuestras vidas.

Un homenaje similar es el que José Manuel Quesada hizo en el 2017 con su magnífica “Los antihéroes del Granada FC”, publicada por Aliar Ediciones, cuyo sugerente subtítulo es “Y otras situaciones trágico-cómicas en Los Cármenes”, y de la que acaba de aparecer una edición ampliada en la que se ofrece una original e interesantísima forma de transmitir el amor por un club. Y es que, en realidad, la pasión por unos colores y un equipo no se define por los triunfos conseguidos, sino que es una fiebre permanente en la que lo más habitual y abundante son los momentos de amargura.

 

“… aunque será suficiente para pasar a esa historia negra del club que tanto nos empeñamos en recordar en esta serie de capítulos”.

 

Porque en el mundo del deporte, excepto aquellos equipos de presupuestos multimillonarios que se pueden permitir el lujo de capturar de aquí y de allá a lo mejor del momento, la inmensa mayoría de clubes acaban contando sus momentos de euforia con los dedos de una mano. Esa es la normalidad. Y, seguramente, la vivencia que define al auténtico aficionado a unos colores. Más o menos como pasa en la vida, en la que la mayoría de veces somos el fracasado Coyote, y pocas veces el sobrado Correcaminos.

 

 

SINOPSIS

 

“Los Antihéroes del Granada C.F.” es una publicación deportiva diferente, impregnada del dramatismo que durante tantos años caló a la afición del Granada C.F. y que, desilusión a desilusión, la ha hecho convertirse en una de las más originales del fútbol español.

La presente edición ampliada de “Los Antihéroes del Granada C.F.” continúa con la línea marcada en la primera edición (publicada en el año 2017) y amplia el repertorio de los pequeños relatos histórico-deportivos a treintayuno.

En todas estas pequeñas historias se puede apreciar un mismo patrón, el distanciamiento con la gloria deportiva tan manida en las publicaciones deportivas. Cada una de ellas está protagonizada por algún futbolista que, más allá de sus mayores o menores triunfos deportivos, quedó marcado por su perfil de “maldito o proscrito”. El lector podrá encontrar futbolistas tocados dramáticamente por la tragedia o la mala suerte, demonizados por su forma de juego o por una desafortunada jugada, fugados de la justicia, represaliados o tristemente olvidados por la hinchada. En definitiva, un ramillete de heterodoxos en rojiblanco a los que es justo rescatar de la historia negra del Granada C.F.

 

José Manuel Quesada, además de pasión por su equipo, demuestra un gran conocimiento e interés por su historia. Y aunque todo esté centrado en el club granadino, libros similares podrían escribirse perfectamente rastreando como él lo hace en la historia de cualquier club. Una edición muy cuidada que se abre con una presentación de uno de los historiadores más importantes del club nazarí da paso a una sucesión de capítulos o episodios, 31 en total, protagonizados por jugadores llamados a triunfar en el club pero que, por unas razones u otras, acabaron fracasando.

 

“… la fama que acompaña a la nueva adquisición no asegura nada, y más de una vez el fichaje bomba acaba explotando”.

 

Encontramos historias de todas las épocas, desde los años de la fundación del club hasta la actualidad, jugadores extranjeros, nacionales y, por supuesto, oriundos, así como diferentes tipologías del fracaso o, mejor dicho, del sistema de fabricación del héroe frustrado.

 

 

Jugadores de calidad indiscutible, llamados a convertirse en auténticas figuras que no llegaron a serlo por sus caracteres indómitos o polémicos, por sus querencias a la juerga o la mala vida, por caer en las redes de la corrupción o del ego desmesurado… Historias de mala suerte y de inesperados golpes del destino, de inmadurez o de erróneas decisiones.

 

“Juanjo batió a José Luis de un cabezazo hacia atrás merecedor de decapitación fulminante, en una de las jugadas más desgraciadas y estúpidas que uno recuerda”.

 

 

Y todas ellas, con un denominador común: allí estaba la afición, siempre acompañando al equipo, en los momentos duros y en los momentos de frustración, inasequible al desaliento. En primera división o en tercera. Pese a los desengaños, cuando estos se producían, la grada volvía a hacer gala de esa capacidad de regeneración de la ilusión para volverse a esperanzar con el equipo.

 

“No deja de resultar desmoralizante, pero este Granada CF siempre encuentra buenas razones para perder un partido. Por importante que este sea, por mucho que se juegue el equipo en el envite, no hay manera”.

 

Todos los capítulos presentan una estructura muy atractiva, pues se abren con unas maravillosas caricaturas en blanco y negro del protagonista de la historia realizadas por Jaime Galisteo. Después, tras una acertada contextualización para cada uno de ellos, se explica la historia de lo que sucedió, cuáles fueron las causas y cómo se produjo esa caída de las expectativas generadas a la desilusión por el resultado final. Y, como complemento necesario, se incorporan algunas referencias periodísticas de la época y alguna frase del protagonista.

Los nombres, además, van acompañados de un adjetivo que contextualiza al héroe, pues todos son considerados como tal, excepto el primero, el que abre el libro, Juanjo Martínez ‘Pocholo’, considerado el auténtico antihéroe. Por las páginas del libro desfilan jugadores como Jyula Albert,que comía naranjas durante los encuentros, Gustavo Benítez, que se fugó tras un partido, amnésicos como Severiano Uría o geniales y rebeldes como Alfredo Megido. Otros que no supieron mantenerse en los carriles de la legalidad deportiva, como Antonio Ruiz ‘Toto’ o José ‘Tin’ Angulo, e incluso los que flirtearon con las páginas de lo rosa, como José Luis Díaz Zumano ‘Luna’ o Gerardo Coque, quien fue novio de Lola Flores.

 

 

Y también nombres como el de Ladislao Mazukiewichz, compañero de Pelé en el famoso no-gol del Mundial del 70, Lalo Maradona, de quien su hermano Diego decía que era el mejor de la familia, Juan Miguel Echecopar, un auténtico poeta del fútbol, o el portero mejicano Guillermo Ochoa.

Y así hasta treinta y una historias es lo que encontramos en esta obra más que recomendable y en la que pese a estar centrada en los avatares de una serie de jugadores que han pasado por la historia del Granada CF, todo buen aficionado al fútbol entenderá y asumirá como propia, pues a buen seguro que podrá identificar en las filas de su equipo algún caso similar a los descritos en este libro.

 

 

 

 

 

Los ‘balones colgados’ de Mandy Barker y “La hermandad de los balones desaparecidos”

 

 

Desde el 7 de enero y hasta el padado 10 de marzo el Centro Cultural Waterside de Manchester acogió la muestra “Our plastic ocean“, de Mandy Barker.

Hablamos de los meses anteriores al terremoto provocado por la pandemia del Coronavirus, unas semanas en las que el virus comenzaba a tomar protagonismo en los informativos, aunque el planeta, en general (excepto en China) continuaba con su ritmo de vida habitual.

Durante unos días estuve estudiando la posibilidad de hacer una escapada para poder disfrutar de la exposición, aunque finalmente no me fue posible hacerlo. Mientras planeaba la posible visita y buscaba información al respecto, descubrí una serie de fotografías de la muestra. En ellas, se puede ver cómo cuelgan del techo de la sala algunos de los balones y pelotas que la artista ha conseguido recuperar en diferentes mares y océanos del planeta.

Espero que la exposición de Mandy Barker siga itinerando en cuanto todo vuelva a la normalidad. Por supuesto, haré lo posible por visitarla in situ. Mientras tanto, me tengo que conformar con contemplar esas imágenes, que me hacen pensar en dos ideas:

  1. Balones que “cuelgan” del techo como metáfora de todos los que en algún momento de mi infancia se me “colgaron” y “colaron.
  2.  Y, lo más importante: ¿estará en alguna de esas redes la pelota que perdí de niño?

 

Imagen de /www.thetelegraphandargus.co.uk

Imagen de /www.thetelegraphandargus.co.uk

Imagen de /www.thetelegraphandargus.co.uk

Imagen de /www.thetelegraphandargus.co.uk

Imagen de /www.thetelegraphandargus.co.uk

Imagen de /www.thetelegraphandargus.co.uk

Imagen de /www.thetelegraphandargus.co.uk

Libros infantiles y literatura deportiva para el Día del Libro

 

 

Sant Jordi virtual Esports Cornellà

 

La de este año será, sin duda, una de las Diades de Sant Jordi – Día del Libro más extrañas e inesperadas que nos han tocado vivir. Una fiesta en la que la calle tiene todo el protagonismo, se va a tener que celebrar desde el confinamiento de las casas.

Sea como sea, hay que aceptar las cosas como son y seguir mirando hacia adelante. Del mismo modo que cuando expulsan a tu portero en el minuto 2 de partido y tienes que improvisar un nuevo planteamiento táctico, en esta extraña jornada hay que intentar seguir dando el protagonismo a uno de los actores principales: el libro.

Una de las acciones más interesantes ha sido la que se ha puesto en marcha de desde la Regidoria d’Esports de l Ayuntamiento de Cornellà, y en la que he tenido la fortuna de aportar mi granito de arena. La idea es que ya que no se puede hacer deporte de manera física por culpa del confinamiento, vamos a intentar hacerlo a través de la literatura.

Para ello, durante toda la semana se han estado haciendo recomendaciones de libros de temática deportiva. La particularidad es que para superar el obstáculo de que no se pueden conseguir al no poder salir a la calle, todos los títulos propuestos se pueden obtener a través del catálogo de libros electrónicos eBiblio, de la red de bibliotecas públicas. De ese modo, se están dando a conocer materiales bibliográficos a los que los usuarios interesados tienen la posibilidad de acceder desde casa.

Como decía, he tenido la suerte de participar en el proyecto aportando alguna idea. Y, especialmente, he seleccionado un listado de títulos de libros de temática futbolera destinados a lectores infantiles entre los que se incluye algún audiolibro y una película.

 

Alineación de libros futboleros para el público infantil

 

Si “el fútbol es la recuperación semanal de la infancia“, según la afortunada frase de Javier Marías, existe una forma de regresar a aquellos tiempos infantiles en los que el fútbol lo era todo: a través de la literatura futbolera destinada al público infantil.

Por eso, he preparado una alineación cuyos jugadores son libros de temática futbolística escritos especialmente para los más pequeños.