8 de marzo: en el Día Internacional de la Mujer el fútbol y la literatura es de ellas

 

Imagen de Deportivo Sapriss

 

Hoy, 8 de marzo, se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, también llamado Día Internacional de la Mujer. Fue institucionalizado por las Naciones Unidas en 1975, y tiene como objetivo el de reivindicar la lucha de mujer por la igualdad de oportunidades. Aunque afortunadamente se han producido importantes avances en la realidad social en materia de igualdad, todavía queda un largo camino por recorrer, existiendo aún numerosos ámbitos en los que la mujer está en clara desventaja respecto de los hombres.

El terreno de juego del fútbol ha sido, tradicionalmente, territorio masculino. Durante décadas, se vio con malos ojos que las mujeres asistieran a los estadios. La reacción, en negativo, se multiplicaba si lo que las mujeres pretendían era jugar al fútbol. Pese a las dificultades, desde los primeros tiempos han ido cayendo los muros que hacían que la práctica del balompié fuera cuestión de sexos.

Y, como no podía ser de otra manera, algo similar sucede en el ámbito del fútbol y la literatura, un territorio en el que cada vez van ganando en visibilidad. En la introducción del imprescindible “Poesía y patadas“, explica Miguel Ángel Ortiz, su autor:

“No me he olvidado del fútbol femenino ni de las escritoras que le han dedicado textos al balompié. Ellas también juegan este partido. El fútbol -dijo Pasolini- ha sido un mundo solo de machos o de machos solos. Y el rectángulo de hierba, el terreno masculino por antonomasia. Su conquista por parte de las mujeres no ha sido fácil. En este sentido, aunque devolviendo un triste reflejo, el fútbol también ha funcionado como espejo de nuestra sociedad machista y patriarcal. Pero, a la vez, ha devuelto el reflejo  de muchas mujeres luchadoras  que han peleado por todos los balones, a pesar de que el árbitro estaba vergonzosamente comprado, y el partido, amañado”.

 

Hoy en día, pese a las triquiñuelas masculinas de las que Miguel Ángel habla, la situación se va normalizando, aunque continúa siendo largo el camino a recorrer. Grandes escritoras han dedicado algunas de sus obras al balón en forma de cuentos y relatos: “Ganas de quejarse, la verdad“, de Rosa Regàs, “El mejor“, de Josefina R. Aldecoa, “Un día, de repente, sucede“, de Ana María Moix, o “De Zaragoza a Madrid“, de Soledad Puértolas, son algunos ejemplos.

También podemos encontrar artículos y columnas en prensa dedicadas al fútbol por parte de autoras como Liliana Haker, Milena Busquets, Elvira Lindo, Laura Restrepo o Almudena Grandes.

Hace un tiempo, también con motivo del Día Internacional de la Mujer, publiqué una alineación de libros infantiles y juveniles de temática futbolera escritos por mujeres. Añado alguno más para aportar un granito de arena en la reivindicación de que también ellas son piezas imprescindibles en este equipo.

 

 

En el mundo de la novela:

 

También es importante la representación en el mundo de la literatura infantil y juvenil:
La serie de libros juveniles “Solo para chicas“, de Claudia Ondracek y Martina Schrey:

Y algunos ejemplos más sobre la presencia de la mujer en el mundo del fútbol y la literatura.

High Spen Women’s Football Team. Imagen de www.ucceares.com
Anuncios