Fútbol y literatura argentina en la FILBO 2018

 

 

Uno de los aspectos más interesantes de la literatura futbolera es su potencial como herramienta de promoción de la lectura. Para ello, es necesario que se pongan en marcha acciones en la que esta fusión se de a conocer, ya sea mediante campañas, ciclos, actividades o cualquier otro medio en el que fútbol y literatura sean protagonistas.

Durante los últimos años han sido numerosas las iniciativas en este sentido. Y, afortunadamente, parece que existe la voluntad de continuar explorando esta vía. Un ejemplo de ello es la celebración de la próxima Feria Internacional del Libro de Bogotá, en la que Argentina será el país invitado y se presentará bajo un lema muy ilustrativo: “La literatura argentina sale a la cancha”.

Así, en la nota de prensa enviada por la agencia EFE se indica que Argentina es este año el invitado de honor al Festival Iberoamericano de Teatro y a la Feria Internacional del Libro de Bogotá, eventos en los que el país “se tomará” la capital colombiana con obras escénicas, libros y fútbol, según afirmó el ministro de cultura de ese país, Pablo Avelluto.

Diez obras “tanto del teatro público, el independiente y el comercial” forman parte de la muestra que Argentina llevará a la décimo sexta versión del Festival Iberoamericano de Teatro, que se realizará entre el 16 de marzo y el 1 de abril, aseguró el ministro.

 

Filbo fútbol

Avelluto, quien confirmó su asistencia el próximo jueves en Bogotá para la inauguración del Festival, estuvo en Río de Janeiro, la ciudad más emblemática de Brasil, donde suscribió con su homólogo brasileño un convenio para el intercambio de artistas.

Pero la participación del país austral en Bogotá no se queda en el teatro, también estará en la FILBo desde el 17 de abril y hasta el 2 de mayo, donde las editoriales y la literatura argentinas se darán cita bajo una pasión que igualmente envuelve a Colombia: el fútbol.

Bajo el lema “la literatura argentina cede la cancha“, Argentina repetirá su presencia en la Feria tras su participación como invitada de honor de la séptima edición de la FILBo en 1994.

 

“La idea es unir fútbol y literatura en este año del Mundial”, lo que se complementa con el vínculo deportivo “que nos une desde hace tantos años”, explicó el ministro.

 

Por eso, uno de los invitados especiales que se espera en la FILBo es el exdirector de la Selección Argentina de Fútbol Carlos Bilardo.

“Estamos en conversaciones pero esperamos contar con Carlos Bilardo, quien dirigió la selección que ganó el Mundial de 1986 y que hizo una carrera como entrenador en Colombia”, aseguró el ministro.

El fútbol en la FILBo “va a ser una fiesta“, aseguró Avelluto quien señaló que “libros, charlas y talleres” girarán alrededor de este deporte.

 

Filbo futbol 2

Programa “Pase de página” del 7 de marzo: Laia Tudel y el debut de Leo Messi

 

Os dejo con el link a la edición de ayer, 7 de marzo, del programa “Pase de página“.  Para escucharlo tenéis que hacer clic en la imagen, y hacia el final de todo llegaréis a mi modesta aportación.

El audio con el que participé ayer hace referencia a un relato escrito por la periodista Laia Tudel para una de las ediciones de “Relatos solidarios“, iniciativa de carácter benéfico en la que participan diferentes periodistas deportivos. El texto al que pertenece el fragmento lleva por título “El matadero de oro“. En él se hace referencia al debut de Leo Messi con el Barça en partido oficial, tras unos meses de incertidumbre que se solucionaron tras el famoso contrato firmado en una servilleta de papel.

Aquel día, Leo Messi no solo debutó, sino que también marcó su primer gol con la camiseta blaugrana. Y ese es uno de los elementos centrales del relato, pues el portero que lo encajó, el primero en recibir un gol de Messi como barcelonista, también protagoniza el relato.

 

 

Explicada la parte “académica” del artículo, vayamos a la paranormal. Ayer, como decía, leía la historia del primer portero a quien Messi marcó. Laia Tudel, en su relato, describe qué fue de aquel guardameta y de su carrera futbolística. Y hoy recibo un mensaje del periodista y escritor Wilmar Cabrera en la que me facilita el enlace al último de sus artículos. ¿Sabéis de qué trata? Pues ni más ni menos de lo que fue de Oriol Riera, jugador que debutó el mismo día que Messi, el 16 de noviembre de 2003, pero, en esta ocasión, en el primer equipo que entrenaba Frank Rikjaard.

Dos debuts de Messi en dos artículos en dos días.

 

8 de marzo: Día Internacional de la Mujer

 

Hoy, 8 de marzo, es un buen día para recuperar este artículo de hace un año y recordar que ellas también juegan en el equipo de la literatura futbolera.

 

“Dia Internacional de la Mujer”

 

portadas futbol femenino - copia

 

Hoy es el Día Internacional de la Mujer, una buena oportunidad para recordar que ellas también forman parte del binomio fútbol y literatura, como por ejemplo en la selección de libros de este artículo.

Y también le podéis sumar el número 34 de la revista Panenka, cuya portada es bien elocuente:

panenka 34 futbol femenino

 

Mortadelo y Filemón en los Mundiales

 

 

“¡Yo he odiado toda mi vida el fútbol y no sé cuantos Mundiales he hecho!”

“¡Qué coño voy a ver partidos de fútbol!, ¡Sería una locura!”

Las frases anteriores pertenecen a Francisco Ibáñez. A primera vista, no queda duda alguna: no siente especial aprecio por el fútbol. Y, sin embargo, y como él mismo explica, son innumerables las historietas de temática futbolística que ha creado a lo largo de su carrera.

Las más importantes son, sin duda, los álbumes que con motivo de cada mundial se ha visto “obligado” a realizar con dos conocidos protagonistas: Mortadelo y Filemón. Desde 1978, año de celebración del Mundial de Argentina, y hasta la actualidad (con el Mundial de Rusia que comenzará en unos meses), dos de los más famosos y conocidos detectives de nuestros tebeos no han faltado a su cita cuatrienal.

Para estos peculiares personajes la participación en acontecimientos deportivos no es extraña, pues también son asiduos en los juegos olímpicos. Pero el caso del fútbol es paradójico precisamente por la declarada enemistad del humorista al principio citada.

 

 

Pese a esa animadversión, podría ser que Ibáñez se viera obligado por motivos empresariales a enviar a Mortadelo y Filemón a cuantos campeonatos se van celebrando. Pero, aun si así fuera, las incursiones de Ibáñez en el mundo del fútbol son anteriores al primero de los mundiales con álbum dedicado, el citado de 1978.

Ya desde finales de los cincuenta e inicios de los sesenta Ibáñez recibe encargos para que dibuje viñetas humorísticas sobre diferentes deportes para la revista DDT, una disciplina en la que tenía los precedentes de otros grandes del humor gráfico como Peñarroya.

Gracias a esa actividad, podemos encontrar abundantes ejemplos de las viñetas futbolísticas realizadas en aquella época, y en las que ya se dejaba entrever una visión más crítica de todo lo que desprendiera aroma futbolero.

 

 

Este 2018 es año de celebración, pues Mortadelo y Filemón cumplen 60 años. Si a eso le añadimos que toca campeonato del mundo, y le sumamos que se cumplen 40 años de aquel primer álbum mundialero, el de Argentina 78, tenemos como resultado que vale la pena volver a repasar cada uno de los volúmenes desde entonces publicados.

De 1978 a 2018, si contamos de cuatro en cuatro, salen un total de 11 mundiales. Esa cifra, sin embargo, no se corresponde con exactitud con el número de historietas publicadas con participación de Mortadelo y Filemón. La causa de ello es que la llegada del Mundial 82 de España supuso la publicación no de uno, sino de tres álbumes: “En marcha el Mundial 82“, “¡Queda inaugurado el Mundial 82!“, y “El balón catastrófico“. Seguramente, las posibilidades comerciales del tema fueron razón clave para intentar explotar al máximo el acontecimiento.

 

 

A partir de entonces Ibáñez nunca ha faltado a la cita con el gran espectáculo del fútbol planetario excepto en dos ocasiones (o en una y media, según cómo se mire). Se trata del volumen correspondiente al Mundial de México 86, que comenzó publicándose de forma serializada pero quedó interrumpido al producirse el cierre de la editorial Bruguera. Cuando Ediciones B se hizo cargo de los derechos de los personajes se concluyó la publicación por parte del denominado Bruguera Equip, pero sin que se hiciera en un volumen específico “Mundial 86“, como sucede con el resto de campeonatos.

Y, por otro lado, está el caso del Mundial de Italia celebrado en 1990, cuya aventura fue guionizada por Ibáñez, aunque realizada por Juan Manuel Muñoz, por lo que no puede ser considerada del todo apócrifa.

En cuanto al resto, a cada año de mundial tenemos la suerte de encontrarnos un nuevo álbum lleno de gags, aventuras y trastadas de esos dos grandes que son Mortadelo y Filemón. E Ibáñez, manteniéndose fiel a su repelús futbolero, continúa espolvoreando su crítica al forofismo cada vez que tiene oportunidad de hacerlo.

 

Así que hasta que aparezca el volumen correspondiente al Mundial de Rusia (cuya publicación está prevista para el 5 de abril) intentaré publicar un artículo por cada uno de los volúmenes.

“La Crazy Crew y la Liga Galáctica”, de Doctore Pollo. Editorial Martínez Roca

 

 

“Desde hace semanas la Tierra sigue rodeada por la flota invasora que ha cruzado los abismos interestelares desde Orión. Aunque ha habido bastante cruce de mensajes entre las autoridades terrestres y los alienígenas, hasta el momento nadie ha podido ver a estos últimos. No se sabe qué pinta tienen, ni cómo suena su voz, ni si la moda de Orión es interesante o más bien chorra (aunque se teme esto último, dado el diseño extravagante de sus naves, con forma de balón, incluidos los hexágonos y pentágonos)”.

 

Una de las quejas más habituales entre los padres de hoy en día (y me incluyo en este grupo) tiene que ver con la escasa afición de sus hijos por la lectura. Y es que está más que demostrado que a las nuevas generaciones les interesan más las pantallas que las páginas. La afición por lo tecnológico se traduce, también, en cuanto a los intereses profesionales de una gran mayoría de adolescentes. Cuando les preguntas qué les gustaría ser de mayores responden: YouTuber.

En realidad, no deberíamos extrañarnos tanto. Vivimos en una época cada vez más tecnológica, digital, virtual y cibernética, rodeados de aparatos (que irán en aumento) al otro lado de los cuales se ofrece una nueva realidad en forma de paraíso. En este nuevo territorio ha aparecido una especie, el YouTuber, que ha sabido adaptarse como nadie a la jungla, así como triunfar alcanzando altas cuotas de éxito profesional y reconocimiento social. Así que, ante esta realidad, ¿por qué iban a querer nuestros jóvenes ser otra cosa?

Ahora bien: ¿es incompatible la lectura con el visionado de videos? ¿Es obligatorio escoger entre leer un libro o estar suscrito a un canal? ¿Es excluyente dirigir la vista hacia una página y hacia una pantalla? Aunque no lo parezca, móvil y libro tienen bastantes cosas en común. Ambos se cogen con la mano. Ambos se miran. Ambos son táctiles. Y ambos pueden proporcionar diversión. Así pues, ¿cómo es que cuesta tanto combinar su uso? ¿Cómo es que no hemos sido capaces de inculcar que no se trata de escoger entre lo uno o lo otro, sino de disfrutar de lo uno y de lo otro? ¿Hay alguna forma de vincular el interés por un YouTuber y los contenidos de su canal con la lectura?

Sí. Haberla hayla. Como las meigas (o los “megas”, ya que estamos en el mundo digital). ¿Y cuál es, querido Watson? Pues simple y llanamente, proponer la lectura de un libro escrito por un YouTuber.

 

 

¿Un ejemplo? El caso de Doctore Pollo. Para quien no sepa quien es, se trata de uno de los YouTubers más seguidos y destacados del momento, con más de un millón y medio de seguidores en su canal. Voy a repetir el número de seguidores, en número esta vez, por si se entiende mejor: más de 1.500.000. Es el responsable de la Crazy Crew, y del canal de retos de fútbol más estrambóticos que os podáis imaginar. Ha publicado más de 2.000 vídeos de este tipo, que son vistos miles y miles de veces por sus jóvenes seguidores. Mi hijo, por ejemplo, es uno de ellos.

Pero, ¿no estábamos hablando de lectura? Pues sí. Y ahora llego, porque Doctore Pollo acaba de publicar un divertidísimo libro basado en los retos de su canal. El título es “La Crazy Crew y la Liga Galáctica“, y está editado por la Editorial Martínez Roca, perteneciente al Grupo Planeta, y con participación en la edición de José Manuel Lechado.

La estructura del libro es sencilla pero muy acertada, y se inicia con una invasión de peculiares alienígenas que amenazan con invadir la tierra. A su estrambótico aspecto hay que añadir curiosidades como que sus naves tienen forma de… balón de fútbol.

¿Y qué es lo que ocurre? Pues que esos poderosos extraterrestres son un tanto especiales, pues podrían aniquilar a la especie humana con su terrible potencial, pero su lado juguetón hace que propongan un reto futbolero a los humanos. Si vencen ellos, invadirán el planeta. Y si vencen los terrícolas, conseguirán salvarse. O salvarnos.

 

         – Me temo que no es tan fácil, señor. Los de Orión son gente aficionada al deporte, así que nos dan una oportunidad.

         – ¿Qué oportunidad?

         – Podemos presentarles un equipo que juegue con ellos un campeonato de fútbol interplanetario. Si ganamos, no nos invadirán. Si perdemos, nos convertiremos en sus esclavos.

 

 

Los retos son, como podéis imaginar, algunos de los que se pueden encontrar en vídeo en el canal de Doctore Pollo, mientras que otros son delirantes invenciones. Algunos ejemplos: remate imposible con cama elástica, a tres patas, con trampolín, penaltis submarinos y con tacones, tiro en paracaídas o remates en gravedad cero, entre otros muchos ejemplos.

El libro avanza a medida que se explica el desarrollo de las siete jornadas en que se divide el campeonato, a razón de cinco retos por jornada. El vencedor de un día tiene la ventaja de escoger los retos para el siguiente. Y así, a medida que la historia avanza y vamos conociendo los resultados que se van produciendo, el lector va alimentando (o no) su esperanza en la capacidad de la Crazy Crew para salvar a la humanidad.

 

-¡Terrícolas! ¡Vuestra suerte está echada! Este torneo es una pura formalidad porque nos gusta jugar, pero no os hagáis ilusiones: os vamos a machacar.

-Serà fantasma -dice Jose.

-Ya te digo -confirma Gerardo.

-Pues venga -dice Pollo a los visitantes-. No perdamos más tiempo y vamos a ver lo buenos que sois.

-Sea, terrícola. Empecemos con los retos del día.

 

 

Pero, a todo esto, ¿quienes son los terrícolas elegidos para competir con los alienígenas? Se supone que los mejores jugadores del planeta, ¿no? Es decir, Messi, Cristiano Ronaldo, Neymar, Iniesta, Neuer… Pues no. Los elegidos son precisamente los miembros de la Crazy Crew, acostumbrados a desenvolverse con los retos más disparatados y delirantes. Y así, jornada tras jornada, y reto tras reto, veremos competir, por parte de la selección del planeta Tierra, a Doctore Pollo, Wuajordi, Juanky, Gerardo, Jose, Xixo y Mr. Javi.

Y todo ello, para rematar la jugada, o el reto, mejor dicho, ¿a ver si adivináis en qué estadios? Nou Camp, Santiago Bernabéu, Wembley, Maracaná… Pues tampoco. La extravagancia alienígena hace que los retos se celebren en el campo del Eibar, Alcoyano, Béjar Industrial o Santana F.C. entre otros, pues parece que los alienígenas sienten cierto aprecio por los estadios pequeños pero con solera.

Un libro, en resumen, divertidísimo y lleno de humor, ameno y entretenido, que seguro hará las delicias de los seguidores del peculiar Doctore Pollo y sus secuaces. Y una oportunidad a explorar en cuanto a incitación al mundo de la lectura. Seguro que hará más por interesar a los jóvenes a coger un libro un youtuber con una historia divertida y cercana que alguien haciendo leer de manera obligatoria el “Lazarillo de Tormes“. ¿Por qué no proponer este tipo de lecturas en las escuelas?

 

 

Quizá gran parte del problema esté precisamente ahí. En considerar que hay lecturas mejores que otras. Yo, sinceramente, soy de la opinión de que de lo que se trata es de leer. Lo que sea. Y cuando el hábito esté consolidado ya llegará el momento de dar el salto a otro tipo de lecturas.

Por eso, vaya desde aquí mi reconocimiento a los youtubers que se han lanzado a la aventura de escribir y publicar un libro. Y mi invitación a que sigan haciéndolo y, claro está, incitando, de vez en cuando, a que se lea en sus canales.

¡Ah! Por si acaso Doctore Pollo y sus esbirros llegan a leer esta reseña, les propongo un reto. Un reto relacionado con el fútbol y la literatura, que es a lo que este blog está dedicado. ¿Y cuál es? Pues lanzar un penalti mientras leen en voz alta un fragmento del libro.

En comparación con los de los alienígenas este está más que chupao, ¿no?

Y ahora, os dejo con un video relacionado con esta historia: