5 de enero, la ilusión de los Reyes Magos y Buddy Badía

 

rey-mago.jpg

Imagen de www.deportevalenciano.com

 

5 de enero. Noche de Reyes Magos. Seguramente, la más mágica del año, y la más citada cuando necesitas describir que algo se hace con mucha ilusión. Encontramos un ejemplo en “El mejor de los 22”, una maravillosa novela de Vicent Dasí publicada en el 2017 por Algar Editorial.

El protagonista del libro es Buddy, que se ha convertido en el héroe de su equipo de fútbol cuando descubre que el rock-and-roll es su verdadera pasión. Eso le lleva a tener que tomar una importante decisión, pues el partido más importante de la temporada se juega justo el mismo día y a la misma hora que se celebra el casting de Sueños y Estrellas, el famoso programa televisivo que poría lanzarle al éxito musical. ¿Qué escogerá?

El fragmento en el que Reyes Magos y fútbol van de la mano:

Su padre ha pensado que el gran choque contra el Valencia puede ser un escaparate formidable para relanzar Deportes Badía. Por ello ha encargado una equipación conmemorativa del City, diseñada con el logo de la tienda y todo, al efecto de estrenarla a bombo y platillo el mismo día del partido.

Poseído por una ilusión desbordante, casi como un niño en la noche de Reyes, el hombre muestra orgulloso al chaval las nuevas camisetas, los pantalones, las medias… Y guarda con premeditado suspense para el final su prenda favorita. Una prenda diferente a todas las demás que entrega a su hijo con una indescriptible cara de satisfacción.

el mejor de los 22

Seminario “El fútbol en la literatura” en la Librería Nollegiu de Barcelona

 

2020 - 8 de febrero - Seminario El fútbol en la literatura en la Librería Nollegiu.jpg

 

La Llibrería Nollegiu de Barcelona ha programado un interesante seminario bajo el título “El fútbol en la literatura” para el próximo sábado 8 de febrero. Será impartido por el profesor y escritor Francesco Luti, y su precio es de 70€ para los no socios de la librería y de 50€ para quienes sí lo sean.

El curso servirá de introducción a las distintas maneras de tratar el fútbol en la literatura, y permitirá descubrir algunas de las páginas literarias más significativas sobre el más popular de los deportes. Desde Albert Camus, Vladimir Nabokov, Pier Paolo Pasolini, Eduardo Galeano, Manuel Vázquez Montalbán, Mario Benedetti,  Javier Marías, y autores más recientes, han sabido relatar este deporte que ha llegado a ser una metáfora de la existencia.

En cada sesión tendrá lugar un debate con los alumnos que podrán así aportar sus opiniones y comentarios. La relació de obras que se comentará es:

Albert Camus, El primer hombre (Tusquets)

P. P. Pasolini, Sobre el deporte (Contra)

Peter Handke, El miedo del portero al penalty (De Bolsillo)

Roberto Fontanarrosa, Puro Fútbol (Planeta)

Las personas interesadas en asistir tienen que formalizar la inscripción desde la propia página web del curso, y tienen de plazo para hacerlo hasta el mismo 8 de febrero o hasta que se agoten las plazas disponibles.

 

3 de enero, Pier Paolo Pasolini, y el fútbol como lenguaje

Pasolini El país.jpg

Imagen de El País

El fútbol como lenguaje“, el “gambeteo como poesía“, “el máximo goleador como mejor poeta del año“, “el catenaccio y la triangulación como fútbol de prosa“… son ideas y conceptos nacidas de la mente de uno de los mayores intelectuales europeos del siglo XX y, al mismo tiempo, de un auténtico apasionado y defensor del fútbol: Pier Paolo Pasolini.

Entre su extensa obra cabe incluir una maravillosa teoría sobre el fútbol en la que defiende que “el fútbol es un sistema de signos, o sea un lenguaje. Tiene todas las características fundamentales del lenguaje por excelencia, el que nosotros nos planteamos en seguida como término de confrontación, o sea el lenguaje escrito-hablado. De hecho, las “palabras” del lenguaje del fútbol se forman exactamente igual que las palabras del lenguaje escrito-hablado.

Fútbol en prosa

Fútbol en prosa

 

Fútbol poético

Fútbol poético

Esa concepción de lo futbolístico fue publica por primera vez en el diario Il Giornio el 3 de enero de 1971(podéis leer el artículo aquí). Uno de los capítulos de “Poesia y patadas“, de Miguel Ángel Ortiz está dedicado a la concepción simbólica que del fútbol tenía Pasolini. A continuación, un fragmento del texto:

 

Dejó muchas sentencias para la eternidad, «El máximo goleador es siempre el mejor poeta del año», pero sobre todo Pasolini legó una teoría: el fútbol como lenguaje. El 3 de enero de 1971 publicó en el diario Il Giornio un artículo titulado «El fútbol es lenguaje con sus poetas y sus prosistas», donde analizó el juego desplegado en la final del Mundial de México. Brasil se había impuesto por un contundente 4-1 a Italia, y Pasolini sentenció que la prosa electrizante de los suyos había sido goleada por la poesía brasileña.

 

 

Portada

“RCD Espanyol. La història en còmic”, de Lluís Recasens “L’Avi”, Sergio Fidalgo y Nacho Julià

 

COMIC media portada p

 

El sábado regresa la liga, y lo hace con un plato fuerte: el derbi que Espanyol y Barça disputarán a las 21h. en el Estadio de Cornellà-El Prat. Se trata de un encuentro con diferentes puntos de atención, siendo uno de los principales el debut del exbarcelonista Abelardo como entrenador del conjunto perico. Sin duda, será una sensación extraña para él, en la que no podrá evitar tener el corazón dividido. Pero, tal y como dijo el día de la presentación (“ahora soy el primer perico, el socio número uno del Espanyol”), lo profesional acaba prevaleciendo por encima de todo.

Algo de eso sentiré yo también el sábado. No me gusta ver al RCD Espanyol en la situación actual, ocupando el último puesto de la clasificación, y espero que puedan salir de ahí abajo cuanto antes. Por diversas razones, mantengo simpatías y vínculos emocionales con el club perico. El primero de todos ya viene de lejos, desde mi infancia, pues Dani Solsona vivía en mi barrio y era el ídolo de todos los niños.

 

Cromo Solsona 2.jpg

Vaquería Solsona 2.jpg

 

Cada día, de camino al instituto, pasaba por delante de la vaquería que sus padres tenían a poca distancia de mi calle, por lo que día sí día también era inevitable visualizar su cromo y fantasear con la idea de llegar a ser algún día un futbolista como él. Poco después, durante mis tiempos de jugador en la UE Cornellà, tuve algunos compañeros que acabaron vistiendo la camiseta blanquiazul, e incluso uno de los mejores años que recuerdo fue cuando tuve como entrenador a Pepín Cabezas, un destacado jugador del Espanyol de la década de los 70 que también coincidió con Solsona.

 

Pepín Cabezas.jpg

 

También estuve en Sarrià en el inolvidable partido de ida de la final de la Copa de la Uefa contra el Bayer Leverkusen, y disfruté del contundente 3 a 0 que poco después los alemanes acabarían remontando, sorprendentemente, en su campo. Aquello sucedió en 1988, seis años después de que el Italia-Brasil del Mundial 82 convirtiera el estadio de Sarrià en un campo mítico en mi cartografía emocional como aficionado al fútbol. Por último, el hecho de que el nuevo campo se haya ubicado no solo en el lugar en el que nací, sino prácticamente sobre el terreno en el que había un antiguo campo de fútbol sobre el que di mis primeros pasos con el equipo del colegio, se convierte en un vínculo más.

 

20200102_114602

 

Sirva esta previa para hablar de “RCD Espanyol. La historia en còmic”, una obra que explica la evolución del club blanquiazul en formato cómic, con ilustraciones de Lluís Recasens (“L’Avi”) y guión de Sergio Fidalgo, Nacho Julià y el propio Avi. Fue publicada originalmente en el 2010, desde la Revista 23 perico, y existe una reciente actualización del 2019.

Siguiendo una evolución cronológica, un abuelo y su nieto van paseando por la historia del club, visitando sus momentos victoriosos y los conflictivos, las rivalidades con el club blaugrana, el papel de diferentes personajes destacados de la entidad, desde presidentes a jugadores y entrenadores, así como muchos otros aspectos que permiten hacer una aproximación a la historia del club.

 

20200102_114438

 

Las ilustraciones presentan el personal estilo de ‘L’Avi’, y muchas de ellas se sobreponen sobre fotografías, incorporando la creación a la imagen real. No faltan los toques de humor, y la descripción minuciosa de muchos de los acontecimientos más importantes del club.

Se trata de un tipo de material que me parece muy útil y de gran valor pedagógico, pues permite a muchos aficionados aproximarse a la historia de los clubs de los que son seguidores de una forma muy amena y atractiva. Sorprendentemente, todavía existen muchos que aún no disponen de una historia en formato cómic, y considero que todos los que han apostado por esta opción han acertado plenamente.

 

20200102_114531

 

Todavía estamos en tiempo de buscar obsequios, por lo que los seguidores del RCD Espanyol deberían considerar la existencia de esta opción. Un libro siempre es un buen regalo, y este es ideal para los aficionados pericos de todas las edades.

1 de enero, San Lorenzo de Almagro y Viggo Mortensen

 

Viggo Mortensen San Lorenzo de Almagro

 

Hace unos días volvió a saltar la noticia del episodio que el actor Viggo Mortensen vivió en 2006, cuando un grupo de ultras intentó agredirlo por llevar una camiseta con los colores azul y grana. Los agresors pensaron que era un aficionado del FC Barcelona, cuando, en realidad, la indumentaria pertenecía al club del que es un más que declarado aficionado: San Lorenzo de Almagro.

 

San Lorenzo de Almagro y el día 1 de enero mantienen una relación ideal para comenzar el año leyendo un fragmento de buen fútbol y literatura. Su autor, Osvaldo Soriano, y lo podemos encontrar en “Fútbol. Relatos épicos sobre un deporte que despierta pasiones“.

Feliz 2020 🙂

soriano-telam

Entre los hinchas de San Lorenzo de Almagro que festejaron alborozados la conquista de los títulos de 1972, caminaba un hombre de setenta y nueve años, de rostro seco como una cáscara de nuez, de ojos desteñidos que sólo podían permitirse una mirada lejana. No sintió los habituales dolores en el hígado y en la nariz, quebrada sesenta años atrás por un pelotazo. En el bolsillo trasero del pantalón guardaba una billetera de cuero gastado, abrigo de doscientos pesos, un carnet de socio vitalicio de San Lorenzo y una medalla de oro. Nadie lo reconoció, nadie le agradeció nada. Cuando llegó a la pensión de la calle Monte al 3700, se encerró en su pieza de tres por tres, sacó el calentador de queroseno, peló tres papas y las puso a hervir. Se sentó en la única silla, prendió la radio y escuchó cómo la gloria caía sobre un grupo de hombres que se ganan holgadamente la vida con el fútbol. Él no lo dice, pero quizás haya mirado a su alrededor, la vieja cómoda, el camastro, el crucifijo en la pared del que cuelgan siempre dos flores que se marchitan. La voz del locutor cuenta la historia de San Lorenzo, memora nombres rutilantes y menciona a los Forzosos de Almagro. El viejo Francisco Xarau asiente con la cabeza. Recuerda el 1 de enero de 1915: el wing derecho desbordó su punta y tiró el arco, la pelota rebotó en un defensor de Honor y Patria y vino de buscana, justito para la zurda de Xarau; le pegó como venía, buscando el efecto contrario para enderezarla. La pelota rozó con el tiento en la cabeza de un defensor y se clavó en la red. Xarau, veloz, hábil con las dos piernas, lo imprescindible para ser un gran centroforward, corrió a festejar. Lo ahogaron a abrazos. La vieja cancha de Ferrocarril Oeste estaba repleta. La barra de Almagro deliraba. Era la misma alegría que en 1972 sintieron los herederos de aquellos hinchas cuando Figueroa logró el tanto del triunfo frente a River Plate. Aquel gol de Xarau abrió el camino para que San Lorenzo ascendiera a la primera división de la Asociación Argentina de Football. Corrían treinta y siete minutos del primer tiempo. Dos goles más, el último del wing izquierdo Luis Giannella, sellaron el score definitivo: tres a cero. La barriada de Almagro tenía ya un club que la identificara.

 

Fútbol