“Los antihéroes del Granada CF”, de José Manuel Quesada. Aliar Ediciones

 

 

 

Nace como sentido homenaje a aquellos de los que se ha escrito menos, pero que merecen su lugar en el devocionario rojiblanco. Futbolistas que han tenido una infrahistoria peculiar, jugadores extravagantes, mitos olvidados, futbolistas que triunfaron más en otros campos –de fútbol o no- y que desde la primera persona iluminan el pesar del granadinista.

 

El verano pasado tuve el honor de ser invitado por Pablo Alcaraz a participar en su programa La Portada, de Onda Cero Tarragona. El objetivo era hablar sobre la épica de la derrota en el deporte, especialmente en el fútbol, y la poderosa atracción que el perdedor ejerce sobre nosotros, transformándose, en muchas ocasiones, en una figura de mayor atractivo que la del vencedor.

En la tertulia también estaba, ni más ni menos, que Santiago Roncagliolo, autor, entre otras, de la maravillosa “La pena máxima”. Durante la conversación salieron a relucir diferentes obras y episodios en los que el fracaso se acaba convirtiendo en el final de la historia. Un reconocimiento, en el fondo, al recurrente “lo que pudo haber sido y no fue” por el que la mayoría de veces transcurre nuestras vidas.

Un homenaje similar es el que José Manuel Quesada hizo en el 2017 con su magnífica “Los antihéroes del Granada FC”, publicada por Aliar Ediciones, cuyo sugerente subtítulo es “Y otras situaciones trágico-cómicas en Los Cármenes”, y de la que acaba de aparecer una edición ampliada en la que se ofrece una original e interesantísima forma de transmitir el amor por un club. Y es que, en realidad, la pasión por unos colores y un equipo no se define por los triunfos conseguidos, sino que es una fiebre permanente en la que lo más habitual y abundante son los momentos de amargura.

 

“… aunque será suficiente para pasar a esa historia negra del club que tanto nos empeñamos en recordar en esta serie de capítulos”.

 

Porque en el mundo del deporte, excepto aquellos equipos de presupuestos multimillonarios que se pueden permitir el lujo de capturar de aquí y de allá a lo mejor del momento, la inmensa mayoría de clubes acaban contando sus momentos de euforia con los dedos de una mano. Esa es la normalidad. Y, seguramente, la vivencia que define al auténtico aficionado a unos colores. Más o menos como pasa en la vida, en la que la mayoría de veces somos el fracasado Coyote, y pocas veces el sobrado Correcaminos.

 

 

SINOPSIS

 

“Los Antihéroes del Granada C.F.” es una publicación deportiva diferente, impregnada del dramatismo que durante tantos años caló a la afición del Granada C.F. y que, desilusión a desilusión, la ha hecho convertirse en una de las más originales del fútbol español.

La presente edición ampliada de “Los Antihéroes del Granada C.F.” continúa con la línea marcada en la primera edición (publicada en el año 2017) y amplia el repertorio de los pequeños relatos histórico-deportivos a treintayuno.

En todas estas pequeñas historias se puede apreciar un mismo patrón, el distanciamiento con la gloria deportiva tan manida en las publicaciones deportivas. Cada una de ellas está protagonizada por algún futbolista que, más allá de sus mayores o menores triunfos deportivos, quedó marcado por su perfil de “maldito o proscrito”. El lector podrá encontrar futbolistas tocados dramáticamente por la tragedia o la mala suerte, demonizados por su forma de juego o por una desafortunada jugada, fugados de la justicia, represaliados o tristemente olvidados por la hinchada. En definitiva, un ramillete de heterodoxos en rojiblanco a los que es justo rescatar de la historia negra del Granada C.F.

 

José Manuel Quesada, además de pasión por su equipo, demuestra un gran conocimiento e interés por su historia. Y aunque todo esté centrado en el club granadino, libros similares podrían escribirse perfectamente rastreando como él lo hace en la historia de cualquier club. Una edición muy cuidada que se abre con una presentación de uno de los historiadores más importantes del club nazarí da paso a una sucesión de capítulos o episodios, 31 en total, protagonizados por jugadores llamados a triunfar en el club pero que, por unas razones u otras, acabaron fracasando.

 

“… la fama que acompaña a la nueva adquisición no asegura nada, y más de una vez el fichaje bomba acaba explotando”.

 

Encontramos historias de todas las épocas, desde los años de la fundación del club hasta la actualidad, jugadores extranjeros, nacionales y, por supuesto, oriundos, así como diferentes tipologías del fracaso o, mejor dicho, del sistema de fabricación del héroe frustrado.

 

 

Jugadores de calidad indiscutible, llamados a convertirse en auténticas figuras que no llegaron a serlo por sus caracteres indómitos o polémicos, por sus querencias a la juerga o la mala vida, por caer en las redes de la corrupción o del ego desmesurado… Historias de mala suerte y de inesperados golpes del destino, de inmadurez o de erróneas decisiones.

 

“Juanjo batió a José Luis de un cabezazo hacia atrás merecedor de decapitación fulminante, en una de las jugadas más desgraciadas y estúpidas que uno recuerda”.

 

 

Y todas ellas, con un denominador común: allí estaba la afición, siempre acompañando al equipo, en los momentos duros y en los momentos de frustración, inasequible al desaliento. En primera división o en tercera. Pese a los desengaños, cuando estos se producían, la grada volvía a hacer gala de esa capacidad de regeneración de la ilusión para volverse a esperanzar con el equipo.

 

“No deja de resultar desmoralizante, pero este Granada CF siempre encuentra buenas razones para perder un partido. Por importante que este sea, por mucho que se juegue el equipo en el envite, no hay manera”.

 

Todos los capítulos presentan una estructura muy atractiva, pues se abren con unas maravillosas caricaturas en blanco y negro del protagonista de la historia realizadas por Jaime Galisteo. Después, tras una acertada contextualización para cada uno de ellos, se explica la historia de lo que sucedió, cuáles fueron las causas y cómo se produjo esa caída de las expectativas generadas a la desilusión por el resultado final. Y, como complemento necesario, se incorporan algunas referencias periodísticas de la época y alguna frase del protagonista.

Los nombres, además, van acompañados de un adjetivo que contextualiza al héroe, pues todos son considerados como tal, excepto el primero, el que abre el libro, Juanjo Martínez ‘Pocholo’, considerado el auténtico antihéroe. Por las páginas del libro desfilan jugadores como Jyula Albert,que comía naranjas durante los encuentros, Gustavo Benítez, que se fugó tras un partido, amnésicos como Severiano Uría o geniales y rebeldes como Alfredo Megido. Otros que no supieron mantenerse en los carriles de la legalidad deportiva, como Antonio Ruiz ‘Toto’ o José ‘Tin’ Angulo, e incluso los que flirtearon con las páginas de lo rosa, como José Luis Díaz Zumano ‘Luna’ o Gerardo Coque, quien fue novio de Lola Flores.

 

 

Y también nombres como el de Ladislao Mazukiewichz, compañero de Pelé en el famoso no-gol del Mundial del 70, Lalo Maradona, de quien su hermano Diego decía que era el mejor de la familia, Juan Miguel Echecopar, un auténtico poeta del fútbol, o el portero mejicano Guillermo Ochoa.

Y así hasta treinta y una historias es lo que encontramos en esta obra más que recomendable y en la que pese a estar centrada en los avatares de una serie de jugadores que han pasado por la historia del Granada CF, todo buen aficionado al fútbol entenderá y asumirá como propia, pues a buen seguro que podrá identificar en las filas de su equipo algún caso similar a los descritos en este libro.

 

 

 

 

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s