27 de febrero: en “A boca de canó” de Manel Àlamo y Edicions Bromera están de celebración

 


9788490265321_04_g

 

Hoy, 27 de febrero, es un día especial, ya que Vera cumple 16 años. ¿Y quién es Vera? Pues la protagonista de la novela juvenil “A boca de canó”, escrita por Manel Àlamo, publicada por Edicions Bromera y a la que dediqué este artículo en su momento.

En la contraportada del libro leemos:

“Vera fa 3r d’ESO i la seua vida és un caos, per no parlar dels estudis… No coneix son pare i l’addicció de sa mare a les drogues no l’ajuda a centrar-se, però les coses comencen a canviar quan entra a l’Athletic Túria Juvenil. En aquest equipo de futbol femení coneix Àngel Sabater, l’entrenador. Es tracta d’un antic jugdor del València –una jove promesa que es lesionà greument i quedà exclosa del futbol professional- convertit ara en un fumador empedreït, borratxo i buscabregues.

En el terreny personal, tots dos lluiten contra un panorama ben complicat, però pel que fa a l’esport, tenen un objectiu clar: guanyar el campionat d’Espanya femení. I no es tracta només de futbol, el campionat podria ser la gran oportunitat…”

A boca de canó” es una magnífica novela de perdedores y vidas complicadas que encuentran una segunda oportunidad gracias al fútbol y el deporte, protagonizada por una joven que hoy, como decía, cumple 16 años:

“Amb eixa tranquil·litat vam arribar al 27 de febrer, un dia molt especial, ja que Vera va complir setze anys. Maria Victòria i jo li vam comprar un pastís i li’l vam traure al vestidor, després de guanyar còmodament el partit que ens enfrontava al Burjassot. IU quan ja ens en tornàvem cap a casa, Maria Victòria i jo li vam donar una altra sorpresa: dos entrades de tribuna per veure el Llevant – Las Palmas d’aquella mateixa vesprada. Se n’anaren ella i Judit molt emocionades, però no van tornar tan contentes. Es coneix que els de García Plaza no van tindre una bona vesprada i si Rubén Suárez no arriba a marcar, haurien perdut. Em vaig burlar prou d’elles, però l’endemà, quan l’Atlético de Madrid ens va destrossar al Calderón, s’ho cobraren amb interessos.”

Como veis, el fútbol tiene tanta importancia en la vida de Vera que hasta sus compañeras le entregan un pastel de cumpleaños en el vestuario. Y, como regalo especial, dos entradas de tribuna para ver a su equipo, el Levante.

Leed el libro, y cuando lleguéis a la página del aniversario de Vera aprovechad deseadle un feliz cumpleaños.

¡Muchas felicidades, Vera!

 

2132f-presentaci25c325b3n2blibro2bmanolo2b001

Anuncios

“El millor dels 22”, Vicent Dasí. Edicions Bromera

 


C_El-millor-dels-22.indd

¿Música o fútbol? ¿Seguir los dictados de los deseos propios o hacer lo que esperan de nosotros? ¿Luchar por escribir nuestro propio destino o dejar que nos lo escriban? Dilemas difíciles de responder y a los que deberá enfrentarse Buddy Badía, el protagonista de la magnífica y más que recomendable novela “El millor dels 22” , de Vicent Dasí.

Publicada por la Editorial Bromera en su colección “El Micalet Galàctic”, e ilustrada con dibujos de Pau Valls (fantástica la portada) nos encontramos ante una historia protagonizada por un niño de 12 años, aparentemente destinada al público juvenil pero de la que perfectamente pueden disfrutar (e incluso aprender) los lectores adultos.

De hecho, me atrevo a decir que bajo la aparente sencillez de una ficción para jóvenes lectores se ocultan grandes cuestiones que deberían ser objeto de reflexión por parte de los adultos, como lo es el de la no interferencia en el camino que los hijos deben tomar en sus vidas. Pero vayamos por partes.

L’admira, simplement, perquè té el valor de fer allò que més li agrada.

ARGUMENTO

Buddy, el protagonista de la historia, acaba de convertirse en el héroe de su equipo de fútbol, el Russafa City FC. Hasta hacía tres semanas era el portero suplente, pero un episodio con el portero titular le ha llevado a pasar al primer plano y defender la portería de su equipo.

El caso es que sus intervenciones han sido tan destacadas que se ha convertido en una pieza decisiva para llevar a su equipo hasta lo más alto. Pero en este proceso Buddy descubrirá la que será su auténtica pasión: el rock-and-roll. Y justamente el día que su equipo juega el partido más importante de su historia se celebra un casting en la ciudad para el concurso de cazatalentos “Somnis i estrelles”.

Nada haría más ilusión a Buddy que poder presentarse al casting. Pero tampoco se siente capaz de traicionar a su equipo ni a su padre, alma Mater del club. ¿Qué decidirá Buddy?

“… per si l’assetjament futboler no fóra prou dur, l’audició de Somnis i Estrelles és el mateix dia, i a la mateixa hora, en què es juga el partit més important de la història del club.”

DSC_0076 - copia

La encrucijada descrita es el punto de partida de la historia. A partir de aquí, vamos conociendo el entorno del protagonista y a los personajes más cercanos a él: sus padres, sus abuelos, su compañera de equipo y amiga Martina y su profesor de inglés, un cantautor irlandés afincado en Valencia para quien la música lo es todo.

Como remate, un famoso personaje que también es importante para el relato pero cuyo nombre, evidentemente, no descubriré, pero que imagino debe estar muy agradecido por el papel que se le otorga, y la enseñanza que su aparición significa.

A medida que avanza la narración vamos conociendo los problemas de identidad que afectan a Buddy. Un conflicto propio de esa edad en la que infancia y adolescencia comienzan a mezclarse y en la que la definición de nuestra personalidad y la búsqueda de nuestro lugar en el mundo comienza a manifestarse.

“Hi ha gent que mai no arriba a saber el que vol fer en esta vida. But don’t worry, my friend. Who knows? Potser quan tornes a nàixer tingues la increïble sort de saber què és el que més t’agrada i pugues llançar-t’hi de cap”

Buddy, de hecho, va adquiriendo conciencia de ello al mismo tiempo que comienza a asimilar que las transformaciones de su nombre quizá oculten algún significado. Que en todo ese continuo hacer y deshacer haya una razón oculta cuya explicación todavía no logra comprender.

DSC_0077 - copia

Y a medida que nos acercamos al momento decisivo, el del día en el que deberá tomar una decisión, cobra cada vez más fuerza la batalla por la identidad en la que Buddy se debate. Lo mejor de todo es que el autor consigue tratar un tema de gran importancia de una manera muy ágil, mediante una narración muy dinámica y en la que el lector cae rendido a los pies de Buddy a las pocas páginas. Y es que la identificación con lo que debe estar pasando el protagonista es inmediata, encontrándonos ante una de esas vidas de ficción a las que se les coge un cariño especial.

La novela, además, presenta ciertos elementos fantásticos que actúan como contrapunto muy acertado en la historia. Pinceladas de fantasía que le dan un toque muy especial a la historia, en la que la normalidad se mezcla de forma muy natural con ese elemento inesperado, cercano a la magia.

VicentDasitwitter

Existe una gran presencia de la música, con numerosas referencias, como no podía ser de otra manera en una historia en la que esa es, justamente, una de las pasiones de su protagonista. Los Beatles, Fito y Fitipaldis, Elvis Presley, Jazon Mraz o The McFly, entre otros, van desfilando por las páginas del libro construyendo una particular banda sonora. Y lo mismo sucede con las referencias cinematográficas, de las que también podemos encontrar unas cuantas repartidas por la novela.

Una novela, como decía, en la que se entremezclan temas tan importantes como la búsqueda de la propia identidad y su posible colisión con las expectativas que los padres depositamos sobre nuestros hijos. Por esa razón, vuelvo a lo que citaba al principio: es un libro perfectamente recomendable para los adultos, especialmente para aquellos padres cuyos hijos son futboleros y pretenden proyectar en ellos ilusiones o anhelos que son los suyos, pero no los de sus hijos. En este libro encontrarán una lectura amena pero también instructiva.

Un libro que me ha parecido magnífico, que me ha hecho reflexionar sobre determinados aspectos que me tocan muy de cerca (soy padre de hijo futbolero de once años) y que no puedo hacer más que recomendar. Por si todo ello fuera poco, también cabe destacar que termina de una forma redonda, muy lograda, consiguiendo un desenlace muy atractivo y logrado. Por utilizar un símil futbolístico, diría que al final todo encaja como lo hacen los “doce pentágonos y los veinte hexágonos que forman un balón de reglamento“.

 

DSC_0070

FICHA TÉCNICA

Autor: Vicent Dasí
Format: 13×20,5 cm
Pàgines: 160
Edició: 1
ISBN: 9788490266113
Il·lustrador: Pau Valls

MÁS INFORMACIÓN

Podéis leer un fragmento de la novela desde este enlace.
Y aquí tenéis una entrevista con el autor con motivo de la celebración de la Feria del Libro de Valencia.

Salta al terreno de juego… “El millor dels 22”, de Vicent Dasí. Edicions Bromera

DSC_0069

 

La llegada de un nuevo jugador al Fútbol Club de Lectura es siempre un gran acontecimiento.

Y en nuestra especial plantilla estamos de enhorabuena ante la incorporación de “El millor dels 22“, escrito por Vicent Dasí, ilustrado por Pau Valls y editado por Bromera.

Los jugadores ya están sobre el terreno de juego, y el encuentro está a punto de comenzar.

Son los grandes momentos del fútbol y la literatura.

 

DSC_0070

“A boca de canó”, de Manel Àlamo. Ediciones Bromera

 

Ya he comentado en más de una ocasión que la relación entre fútbol y literatura es, afortunadamente, cada vez más fructífera, yendo en aumento la producción de libros de este tipo. Entre todas las obras que se publican, sin embargo, podemos identificar dos grupos de destinatarios claramente mayoritarios. Se trata, por un lado, del público adulto. Y por otro, del público infantil. Tanto uno como otro han visto como el número de obras de temática futbolera que se publican ha ido creciendo, teniendo a su disposición un considerable catálogo de títulos entre los que escoger.

Pero, ¿qué ocurre con el público juvenil? ¿Existe literatura futbolera destinada a los jóvenes, a aquellos lectores que no son ni niños ni adultos?

Pues sí. Aunque no sea especialmente abundante, las obras literarias en las que el fútbol tiene un importante papel también existen. Es el caso de “A boca de canó” (“A bocajarro”), un ejemplo de novela juvenil que es, a la vez, una gran historia en la que fútbol y literatura hacen una magnífica pareja.

Escrita por Manel Àlamo y publicada por la editorial Bromera, “A boca de canó” es una de aquellas historias que te atrapan ya desde el inicio, con personajes muy cercanos y entrañables, y que te dejan un gran sabor de boca en cuanto la acabas.

Una de las frases que podemos leer en la web de Bromera en relación con la novela es la siguiente:

Una història agredolça, on l’esport no sols és un joc, sinó també una oportunitat vital”

(“Una historia agridulce, en la que el deporte no es solo un juego, sino también una oportunidad vital”)

Y es que, tal y como explica el propio autor en su blog, nos encontramos ante la historia de dos personajes:

Vera, una joven de 16 años que no ha tenido demasiada fortuna en la vida y con una enorme facilidad para meterse en problemas, y Ángel, un viejo conflictivo cuyo estilo de vida no tendría el consentimiento de ningún médico. Ambos, sin embargo, comparten una ilusión: el fútbol. Será precisamente el deporte de la pelota el que conseguirá extraer lo mejor de ellos”.

Y añade:

Estoy convencido de que atrapará a muchos aficionados al fútbol. Pero también estoy convencido de que atrapará a todos aquellos que tienen preferencia por otros deportes o que, simplemente, no tienen preferencia por ningún deporte. Porque, como en la vida, el deporte es solo una parte, pero no la esencial”.

Imagen de www.manelalamo.blogspot.com

Ciertamente, se trata de una obra que siendo futbolera podría haber estado protagonizada por cualquier otro deporte. Porque el fútbol, en este caso, actúa como llave maestra que ofrecerá otra oportunidad a dos vidas casi desahuciadas, a la existencia de dos perdedores que deambulan dando tumbos y de problema en problema.

SINOPSIS

Vera estudia tercero de ESO y su vida es un caos, por no hablar de los estudios… No conoce a su padre y la adicción a las drogas de su madre no le ayuda a centrarse, pero las cosas comienzan a cambiar cuando entra en el Athletic Túria Juvenil. En este equipo de fútbol femenino conocerá a Àngel Sabater, el entrenador. Se trata de un antiguo jugador del Valencia –una joven promesa que se lesionó gravemente y quedó excluído del fútbol profesional– convertido ahora en un fumador empedernino, borracho y conflictivo.

En el terreno personal, ambos luchan contra un panorama bien complicado, pero en lo que respecta al deporte, tienen un claro objetivo: ganar el campeonato de España femenino. Y no se trata solo de fútbol, el campeonato podría ser una gran oportunidad…

Vera y Ángel son la demostración de que en la vida se puede caer, siendo a veces las caídas muy dolorosas. Pero también se presentan posibilidades para levantarse y seguir caminando. Aunque cuando parezca que todo está perdido, que existe un cierto fatalismo en nuestro destino, siempre queda alguna puerta por abrir y desde la que acceder al camino que nos permita reconducir nuestra vida. El fútbol, en esta novela, es esa puerta. Pero, sobre todo, lo es el encuentro de los protagonistas gracias al fútbol.

Vera també va començar a plorar.

– Pe… pe… però jo també sóc una desgraciada… Tot m’ix al revés… M’he criat sense pare… Ma mare… Ma mare també se’n va anar… I després… després… La tia… L’oncle…

Vera comenzó a llorar también.

– Pe… pe… pero yo también soy una desgraciada… Todo me sale al revés… Me he criado sin padre… Mi madre… Mi madre también se fue… Y después… después… Mi tía… El tío…

A sus 16 años, Vera es ya una derrotada y una convencida de que su vida está ya escrita, destinada al fracaso, como sucedió con su madre, una drogadicta que acaba muriendo en plena juventud de su hija. Y algo similar sucede con Àngel Sabater, quien llegó a tocar la gloria futbolística al debutar en primera división con el Valencia pero a quien el destino, en forma de irrecuperable lesión de rodilla, lo hizo caer hasta el infierno. Dos perdedores que, sin embargo, se aferrarán a la oportunidad que el fútbol les ofrecerá y que acabará por transformar por completo sus vidas.

En esta historia el fútbol del que se habla no es el de las grandes estrellas ni el de los grandes estadios. Es el fútbol femenino, ese gran olvidado en el que nadie se fija y del que casi nadie habla, convirtiéndose la novela, en este sentido, en toda una reivindicación de su existencia.

Precisamente, la historia transcurre durante el año 2010, justo aquel en el que la selección española de fútbol ganó el Mundial de Sudáfrica, en una clara contraposición a la repercusión que el fútbol femenino tiene (ninguna, apenas unas líneas de vez en cuando en los diarios) frente a los fastos del masculino. Mientras todos los focos se sitúan sobre un equipo, la vida, el mundo del fútbol, también late en la periferia del universo fútbol.

 

Imagen de www.politica.elpais.com

Del mismo modo, la vida de Vera, de Sabater, y de tantos y tantas otras personas transcurre con sus obstáculos y dificultades de forma anónima, pero real, a menudo imbricada entre los vericuetos del sistema, al que también existe una alusión en cuanto a la custodia de Vera. Un sistema en el que la justicia es ciega, y, en ocasiones, toma decisiones en contra del sentimiento y las emociones de las personas.

Una historia que pese a la dureza de algunas situaciones es mostrada de una forma que no deja de lado el humor cuando es necesario, y que, como al principio decía, está protagonizada por unos personajes entrañables a los que el lector, pese a sus defectos y errores, no puede hacer otra cosa que ofrecer su comprensión.

La historia está explicada en primera persona por Sabater, y avanza con muy buen ritmo, estanto la novela estruturada como si de un partido de fútbol se tratara: fase de clanetamiento, primera parte, segunda parte y prórroga. Las situaciones que se describen nos ofrecen una perfecta radiografía de los personajes, y aunque en algunos casos deban enfrentarse a momentos dramáticos, la novela mantiene un tono en el que también abundan los episodios que se leen con una sonrisa en los labios.

Mire, senyor Castany, reconéixer els errors no formava part de la llista de les meues virtuts. No. Fins on m’arriba la memòria, sempre m’encarregava de culpar els altres de tot el que m’ocorria. Si no era feliç, la culpa era del defensa de l’Espanyol que m’havia destrossat el genoll. O de la meua exdona, que era una cabrona. O dels jugadors que m’havia tocat entrenar aquell any, molt roïns… O dels veïns, que em feien la vida impossible. Sempre hi havia uns culpables que conspiraven perquè tot m’eixira malament…

(“Mire, señor Castany, reconocer mis errores no formaba parte de la lista de mis virtudes. No. Hasta donde la memoria me alcanza, siempre me encargaba de culpar a los toros de too cuanto me sucedía. Si no era feliz, la culpa era del defensa del Espanyol que me había destrozado la rodilla. O de mi exmujer, que era una cabrona. O de los jugadores que me había tocado entrenar aquel año, que eran muy malos… O de los vecinos, que me hacían la vida imposible. Siempre había unos culpables que conspiraban para que todo me saliera mal…”

Una magnífica novela en la que no falta un golpe de efecto que acaba por redondearla. Una gran lectura para el público adolescente y juvenil, con una historia que seguro les resultará de gran atractivo, con personajes que les resultarán muy reconocibles, como el de Vera, y con un contenido lleno de temas e hilos sobre los que reflexionar.

En este enlace podéis leer un fragmento de la novela. Y, en este otro, os podéis descargar las propuestas didacticas asociadas a la lectura del libro.

Por último, aquí tenéis el vídeo de presentación de la novela.