“El misterio del portero fantasma”, de Roberto Santiago, núm. 3 de “Los futbolísimos”

 

 

Con las matemáticas me pasa siempre lo mismo.

Abro el libro al principio de curso con la esperanza de que se año me gusten, como si pudiera encontrar algo distinto, y entonces me doy cuenta de que siguen siendo el mismo rollo de siempre.

Acabas las vacaciones de verano y comienzas un nuevo curso. Dejas atrás el tiempo de ocio y vuelves al de las rutinas y el colegio. Por suerte, regresar a las aulas también significa que es el momento de volver a los entrenamientos, de retomar el contacto con tus compañeros de equipo, de prepararse para comenzar una nueva liga…

Pero para “Los futbolísimos” este septiembre comienza de una forma un tanto extraña, y lo que debería ser un placentero inicio de temporada más se convierte en un problema al que deberán enfrentarse: se han convocado unas pruebas para que se apunten todos aquellos que quieran formar parte del equipo. ¿Qué significa eso? Pues que quizá alguien deberá dejar de formar parte del equipo de Los Futbolísimos.

 

 

De esta forma tan preocupante comienza “El misterio del portero fantasma“, la tercera aventura de “Los futbolísimos”, en la que encontramos una nueva dosis de emoción, compañerismo, misterio, fútbol y mucho más. Los integrantes del equipo del Soto Alto acudirán con preocupación a las pruebas convocadas para los nuevos jugadores. En cuanto comprueban que los nuevos jugadores que se han presetando son unos auténticos figuras el mundo se les caerá al suelo.

¿Podrán seguir todos juntos y jugando en el mismo equipo? En el primer número de la serie (“El misterio de los árbitros dormidos”) conocimos el juramento de “los futbolísimos“, mediante el cual siempre formarían parte del mismo equipo. Pero ahora, ¿qué pasará? ¿Y si los nuevos son mejores que ellos y alguno se ve obligado a dejar el equipo?

 

Nos pusimos en fila en el centro del campo, y cada vez que decían nuestro nombre, Alicia nos lanzaba un balón y salíamos corriendo. Empezaron con nosotros nueve, los de siempre.

Como ya nos conocían, no parecía que les interesara mucho.

Todos estaban deseando ver a los nuevos.

 

DSC_1418 - copia

Por si eso fuera poco, aparecen nuevos problemas que ponen a prueba la amistad de alguno de los miembros. Lo ocurrido en “El misterio de los siete goles en propia puerta” (el número dos de la serie) con el padre de Camuñas se unirá a la llegada de una familia china al pueblo, y todo ello acabará afectando a la relación entre Pakete y Camuñas.

Por otra parte, si en “El misterio de los siete goles en propia puerta” no se podía decir que la defensa de la portería fuera muy afortunada, en “El misterio del portero fantasma” sucede todo lo contrario, ya que nos encontramos ante una portería cerrada a cal y canto gracias a un jugador muy especial, Deng Wao, el hijo de la familia china que acaba de llegar al pueblo, un auténtico muro bajo palos aunque con con una forma de detener los balones un tanto especial y extraña.

DSC_1421 - copia




DSC_1422 - copia

Y, para rematar la historia, en este número asistimos a un nuevo y emocionantísimo partido en el que los futbolísimos deberán enfrentarse contra un equipo fortísimo. Si recordáis lo sucedido en el número 2, durante el torneo internacional de Benidorm, en el que se tuvieron que enfrentar a equipos de categoría internacional (incluyendo al Cronos, el considerado mejor equipo infantil del mundo), ahora nos encontramos ante una situación parecida.

O peor aún, puesto que una derrota podría tener unas consecuencias gravísimas para el equipo.

DSC_1419 - copia

 

¡Ah! Y todo ello sin olvidar los ojos de Helena con hache, las miradas de Marilyn, y algún beso al principio de la historia, y muchas otras sorpresas que os harán disfrutar de un gran rato de aventuras, misterio, fútbol y lectura.

Incluso descubriréis un homenaje a la literatura de fútbol gracias a “Oda a Platko“, poesía que el gran poeta Rafael Alberti dedicó al portero del Barcelona tras verlo en un partido en 1928 contra la Real Sociedad y quedar impresionado con su actuación. Sin duda, si Alberti hubiera visto jugar también a Deng Wao le habría dedicado otra poesía 😀

Los futbolísimos” tienen una página web propia, donde tenéis información sobre cada uno de los libros de la serie, los primeros capítulos, vídeos, etc.

Misterio portero fantasma 1 Misterio portero fantasma 2 Misterio portero fantasma 3

En el caso de “El misterio del portero fantasma” podéis leer las primeras páginas haciendo clic en este enlace.

Y aquí tenéis el booktrailer del libro:

 

 

ENLACES A LAS RESEÑAS PUBLICADAS

 

Anuncios

Vuelta al cole… también para “Los futbolísimos”

 

DSC_1359

 

Lunes 14 de septiembre. Hoy comienza un nuevo curso para miles de alumnos. Momento de estrenar mochilas, carteras, libretas, estuches y, sobre todo, de reencontrarse con compañeros a los que no se ha visto durante todo el verano.

Para aquellos que viven la vuelta al cole como el fin de los momentos de juego y de ocio, simplemente decirles que no están solos, y que la literatura futbolera les acompaña. Porque incluso “Los futbolísimos” viven su particular regreso a la escuela tras un verano de vacaciones.

Es lo que sucede al comienzo del número 3 de la serie, en “El misterio del portero fantasma“:

El primer día de colegio, todo el mundo se mira como si tuviera muchas cosas que contar.

– ¿Qué has hecho este verano?

– He estado en el pueblo con mis abuelos.

– Estás más gordo.

– Pues tú estás más flaco.

– Y tú mas alto.

– Pues tu no.

– Y así todo el mundo

 

 

Y, por supuesto, “Los futbolísimos” también tienen muchas cosas que explicarse sobre sus vacaciones:

 

Por allí estaban la mayoría de mis compañeros del equipo de fútbol, hablando sobre sus veranos.

Estaban Tomeo y Angustias, los dos defensas. Angustias se quejaba de las picaduras de los mosquitos, y Tomo contaba que había batido el récord mundial del pueblo de sus padres de comer helados de chocolate.

Marilyn, la capitana, le contaba a Anita, la portera suplente, que había ido a Colombia a ver  a sus tíos y sus abuelos.

Toni, la estrella del equipo, el chulito metegoles, le pegó una colleja a Ocho.

 

 

DSC_1360

Así que, para todos aquellos a los que les cueste arrancar con la llegada del nuevo curso, decirles que piensen en “Los futbolísimos“, que les podrán hacer buena compañía. Y, sobre todo, que piensen también que en cualquier momento puede suceder algo que convierta el nuevo curso en algo inolvidable:

Y entró alguien que iba a hacer que aquel principio de curso fuera el más increíble de nuestra vida.